Sergio de la Fuente: Experto en el ‘3x3’ y a la espera de encontrar su suerte

Sergio de la Fuente: Experto en el ‘3x3’ y a la espera de encontrar su suerte
Experto en el ‘3x3’ y a la espera de encontrar su suerte

Javier Ortiz Pérez

Internacional junior en 2007.
Internacional junior en 2007.

Sergio de la Fuente respiró baloncesto en su casa desde niño. De hecho, su nacimiento se produjo en Vitoria porque en aquel entonces (1989) su padre, Félix, jugaba en el Baskonia. Era un pívot rocoso y comprometido y muchas de esas cualidades las ha heredado el hijo. Sin embargo, le ha faltado una pizca de suerte en su carrera, que todavía puede propulsar con la edad que tiene.

Sin ir más lejos, De la Fuente estaba haciendo una gran temporada 2015-16 con el Brico Depot Ciudad de Valladolid, en LEB Plata, cuando se lesionó de gravedad. Promediaba nada menos que 20,4 puntos y 10,4 rebotes en 30 minutos, palabras mayores para un nacional en los tiempos que corren. Al equipo le afectó muchísimo su baja. “Ha sido un año complicado, íbamos solucionando los problemas que se nos iban presentando, con muchas lesiones,y los resultados tampoco nos acompañaron. Mi prioridad es seguir aquí, pero siempre escucho ofertas, ya que soy una persona ambiciosa, pero lo que quiero es disfrutar del baloncesto y si algún equipo me da la oportunidad de volver a jugar en la Liga Endesa, la intentaría aprovechar”, comenta.

Y es que su única experiencia en la máxima categoría se remonta a la temporada 2007-08 con el extinto CB Valladolid (12 partidos y 2,4 puntos en 8 minutos de media). Era entonces una gran promesa, uno de los mejores jugadores de su generación, como atestigua el hecho de haber entrado en las convocatorias de las selecciones inferiores y llevarse medallas como los bronces en los Europeos sub-20 de 2008 y 2009.

Unica experiencia en la élite con el CB Valladolid 2007-08.
Unica experiencia en la élite con el CB Valladolid 2007-08.

Casi siempre ha jugado en Pucela, en distintas categorías (incluso la EBA) aunque sí que hay un par de excepciones: Breogán 2009-10 en Oro y Lan Mobel 2010-11 en Plata. Algo que ha sabido explotar muy bien es su faceta como jugador de ‘3x3’, que le ha reportado éxitos como la plata en los Juegos Europeos de Bakú el año pasado. Él no considera esa modalidad su especialidad, “pero la verdad es que me gusta mucho y me estoy preparando para ser mejor jugador en esta disciplina. Por eso espero que algún día se haga olímpico y se profesionalice”.

No hay que olvidar que su hermana, Alejandra, ha sido una de las baloncestistas más altas de España, con su 1,93. Es una ‘clásica’ de la Liga Femenina 2 (en esta última campaña ha estado en el UCAM Jairis de Murcia). Es curioso que los dos hermanos (ella es un año mayor) llegasen a jugar juntos. “Desde pequeños nuestros padres nos educaron a que hiciéramos deporte, y los dos nos decantamos por el baloncesto. En el colegio estábamos en un equipo mixto los dos porque no había suficientes niños para hacer un equipo masculino”, recuerda.

Según cuenta, cada año se encuentra “mejor, me imagino que por la madurez. Cada partido, cada entrenamiento, me lo paso mejor”. Puede alternar con facilidad las posiciones de ‘3’ y ‘4’: le gusta el contacto e ir fuerte a por la canasta. Con 27 años todavía puede coger el tren a la élite... también del ‘5x5’.

Con la selección 3x3.
Con la selección 3x3.