Erik Meek: Otra de las ‘víctimas’ de Pau Gasol en la 2000-01

Erik Meek: Otra de las ‘víctimas’ de Pau Gasol en la 2000-01
Otra de las ‘víctimas’ de Pau Gasol en la 2000-01

Javier Ortiz Pérez

Erik Meek-Con Duke, campeón en 1992.
Con Duke, campeón en 1992.

El Real Madrid fichó en la temporada 2000-01 a Erik Meek como pívot norteamericano de referencia. Lo que obtuvo fue un rendimiento simplemente discreto, bastante por debajo de lo esperado. Sus años en el baloncesto europeo siendo muy competitivo se acabaron diluyendo en las grandes citas ante el ‘tsunami’ que supuso el dominio de Pau Gasol con el Barcelona. Sí, fue aquel año, en el que todos parecían enanos a su lado.

Meek fue, desde luego, mejor de lo que pareció. Tampoco los números le terminaron de hacer justicia, con 8,5 puntos y 5,5 rebotes en 24 minutos. Y milagrosamente concluyó la temporada, ya que Sergio Scariolo llegó a tener a prueba al gigantesco Priest Lauderdale, que no se quedó porque se le detectaron problemas en una rodilla.

Sobre nuestro protagonista de hoy, en sus cuatro temporadas anteriores en Grecia y en la primera que pasó en el Galatasaray sí que fue un jugador ‘top’. Movía bastante bien sus 2,11 y no tenía mala mano. Además, lleva implícito el marchamo de la ‘factoría’ de Duke, donde aguantó los cuatro años, de 1991 a 1995, ganando en el segundo el título nacional saliendo del banquillo y ejerciendo como capitán en el último. Sin embargo, acabar tan atrás en el ‘draft’ (número 44 por los Houston Rockets) limitó sus posibilidades de terminar en la NBA. En Grecia fue donde tuvo mayor predicamento. Su mejor campaña fue probablemente la 96-97 con el Iraklis (14,4 puntos y 10,8 rebotes), pasando además por Apollon, Maroussi y Peristeri.

El Madrid pareció formar un juego interior compacto con él, Eric Struelens y Jiri Zidek, pero los subcampeonatos (Copa y Liga) no valen en un club así, así es que aquella fue su única experiencia en España. Resalta el hecho de que solamente jugase un año más, de nuevo en el Iraklis, y se retirase joven, con 30. No parece mal sitio para vivir su San Diego natal.

Erik Meek-Luchando por la posición en el Madrid.
Luchando por la posición en el Madrid.

El Madrid pareció formar un juego interior compacto con él, Eric Struelens y Jiri Zidek, pero los subcampeonatos (Copa y Liga) no valen en un club así, así es que aquella fue su única experiencia en España. Resalta el hecho de que solamente jugase un año más, de nuevo en el Iraklis, y se retirase joven, con 30. No parece mal sitio para vivir su San Diego natal.

Se sabía de él que era una persona de sólida formación (en Duke completó dos carreras, Marketing y Sociología) y se adentró rápidamente en el mundo de los negocios, en principio con una empresa llamada Meek Solar dedicada a la gestión económica, laboral y fiscal.

Nunca dejó el mundo del deporte, haciendo varios cursos específicos. Desde 2007 trabaja para Hoops Health, donde ejerce de entrenador y monitor personal. En su perfil de Linkedin cuenta que “ofrece el entrenamiento, el apoyo y la motivación a un selecto grupo de clientes para alcanzar y mantener su estado de forma y objetivos mientras que se divierten en el proceso”. En cuanto a su labor baloncestística, defiende “entrenamientos individualizados diseñados para que los jóvenes aprendan a jugar, los adultos conozcan nuevos trucos y los ocupados ejecutivos se diviertan mientras que entrenan”. Concluye asegurando que ha desarrollado y comercializado programas de entrenamiento en organizaciones como Boys and Girls Club, Pacific Sports Resort, 24 Hour Fitness y la academia judía de San Diego.

Erik Meek-En la actualidad.
En la actualidad.