Rick Hunger: Poste zurdo canadiense con predilección por la d

Rick Hunger: Poste zurdo canadiense con predilección por la d
Poste zurdo canadiense con predilección por la d

Javier Ortiz Pérez

Rick Hunger-Con el OAR Ferrol 81-82 (Foto: Nuevo Basket).
Con el OAR Ferrol 81-82 (Foto: Nuevo Basket).

Rick Hunger fue uno de esos jugadores que hizo de ‘puente’ entre la antigua Liga Nacional (hasta 1983) y la nueva ACB (a partir de entonces y actual Liga Endesa). En la antigua competición solo se permitía un extranjero y él ejerció ese papel en la 81-82 en el OAR Ferrol. Después, tras un año de paréntesis en Italia, en Florencia, fichó por el Cajamadrid en la 83-84.

Hunger fue, tanto en un momento como en otro, de los pocos ‘no estadounidenses’ de la liga. Era canadiense, aunque se había formado en USA, en Providence, adonde había llegado después de muy poco tiempo jugando al baloncesto. Empezó en el hockey sobre hielo tan clásico de su país natal, pero a los 15 se pasó a la canasta.

No consiguió entrar en el ‘draft’ ni tampoco le resultaba atractivo jugar en Canadá y por eso viajó a Europa, a Ferrol, donde, sustituyendo a una estrella como Lars Hansen, puso al servicio del equipo sus cualidades. No eran muchas a nivel ofensivo, pero sí en otros aspectos menos agradecidos, como la defensa. Midiendo 2,09 entonces se podía decir que era uno de los jugadores más altos que había en España. Y era además fuerte y contundente.

En ataque, echaba mano de su zurda para tiros cercanos y ‘ganchitos’. A falta de datos oficiales sobre la primera etapa, por lo que parece anotó más en Ferrol que en Alcalá de Henares, donde se quedó en 12,6 puntos en 36 minutos, además de su conocida fiabilidad en el rebote (9,2). El Cajamadrid completó una gran temporada con el quinto puesto final. Un par de años, el OAR también había cumplido siendo octavo, después de un arranque difícil en el que Hunger fue bastante criticado. La sombra de Hansen resultaba difícil de superar.

Rick Hunger-Imagen reciente.
Imagen reciente.

Después de su etapa española y de quedar fuera a última hora de los Juegos Olímpicos de Los Angeles-84 (lo que le supuso un enorme disgusto), se fue a Alemania, donde fue un jugador importante porque consiguió la nacionalización, algo que no estaba tan allanado como hoy en día. Primero fue al Brandt Hagen y después al que por entonces era gran dominador del basket teutón, el Saturn de Colonia, donde jugó la Copa de Europa. Allí se retiró en 1988.

Durante los últimos 20 años ha trabajado en la IATA, la más potente asociación de aerolíneas del mundo. Radicado en su Montreal natal, en la actualidad es director comercial, según su perfil en Linkedin.