Kenny Atkinson: El entrenador de los Nets jugó tres minutos en Salamanca

Kenny Atkinson: El entrenador de los Nets jugó tres minutos en Salamanca
El entrenador de los Nets jugó tres minutos en Salamanca

Javier Ortiz Pérez

Kenny Atkinson-Con la universidad de Richmond.
Con la universidad de Richmond.

Está de moda hablar de Kenny Atkinson. Y es normal. Se trata del primer entrenador con nacionalidad española que dirigirá un equipo de la NBA, ya que los Brooklyn Nets le nombraron recientemente para el puesto a partir de la próxima temporada. El dato tiene cierto truco porque Atkinson no es “español-español”, sino nacido y criado en Estados Unidos, aunque consiguió nuestra nacionalidad hace unos años, cuando estuvo jugando por aquí y se caso con una chica sevillana.

 La cuestión es que Atkinson culmina así una carrera mucho más brillante como técnico que como jugador. Nacido en Northport (Long Island), en el estado de Nueva York, asistió a la universidad de Richmond de 1986 a 1990. Después, quiso vivir aventuras en Europa, casi siempre en equipos y ligas de perfil bajo.

De 1993 a 1995 estuvo en EBA con el histórico Canoe madrileño y de ahí pasó al Vino de Toro de Zamora, que, en esa misma categoría, era vinculado de un Salamanca que estaba en ACB. Era la campaña 95-96 y un buen día, ante el Caja San Fernando, las lesiones se acumularon, por lo que Pedro Martínez le llamó y le hizo debutar en la máxima categoría de forma testimonial: 3:06 en pista en la que una asistencia fue su única estadística positiva. Quizás estuvo nervioso porque, en tan escaso tiempo, perdió tres balones y cometió dos faltas. No volvería tener una oportunidad en el primer equipo.

Siguió en EBA, en Calpe, y también tuvo experiencias en Italia, Alemania, Francia, Holanda... Por lo que parece, con su 1,85 era un base discreto, que tenía más capacidad de pase que de anotación. Pero sobre todo se reveló como un tipo absolutamente genial fuera de la cancha, siempre muy implicado, intentando adaptarse rápidamente a cada club y a cada vestuario.

Kenny Atkinson-Entrenador asistente de Atlanta Hawks los últimos cuatro años.
Entrenador asistente de Atlanta Hawks los últimos cuatro años.

No es una frase hecha. Hay una historia alucinante que lo ilustra. En un reportaje que publicó ‘Gigantes del Basket’ en su número 547 se cuenta que se llevó a sus compañeros de equipo del Vino de Toro a conocer Nueva York. Allí estuvieron ocho días, jugando de forma informal contra conjuntos de varias universidades y asistiendo a un partido de la NBA entre los Nets y los Bucks. Para ahorrar costes, Atkinson ofreció la casa de sus padres para que todos durmiesen allí y así lo hicieron. La casa debía ser grande: tiene siete hermanos.

Yendo un poco más allá, el reportaje de José Luis Mateo contenía una frase lapidaria. “Voy a decir algo un poco fuerte, pero es vergonzosa la actitud de muchos americanos que vienen a España. No hablan con la gente, se aíslan porque no saben el idioma, sin darse cuenta de que la relación personal ayuda luego en la cancha. Es lo fundamental, más importante incluso que el baloncesto, porque esto se acaba pronto y la vida sigue. Lo importante es dejar amigos en todas las partes a las que vayas”, comentaba.

Como entrenador, empezó también en Europa, justo cuando se retiró en el 2004 en el Nantes. Fue asistente en el Racing de París hasta el 2006 y luego ya regresó a su país definitivamente, entrando en el cuerpo técnico primero de los Knicks (2008-12) y luego de los Hawks (hasta ahora). También ha dirigido en verano del 2015 a la selección de la República Dominicana, ayudado por su dominio del español.

Tendrá mucho trabajo en un equipo sin apenas estrellas y que esta última campaña solo ha ganado 21 partidos, pero si ha luchado tanto para conseguir este premio, es seguro que no se va a dar por vencido rápidamente.