Luis Périz: Un gran pionero del baloncesto de altura en Huesca

Luis Périz: Un gran pionero del baloncesto de altura en Huesca
Luis Périz es todo un histórico del basket oscense.

Javier Ortiz Pérez

Luis Périz-Lanzando a canasta.
Lanzando a canasta.

Luis Périz es todo un histórico del basket oscense. Con el Peñas consiguió el ascenso a lo que era la actual Liga Endesa en el año en el que se creó, 1983. Y allí sigue, en su ciudad de nacimiento, Huesca, socio de otro ‘ex’ del equipo, Alberto Alocén, en una empresa de asesoría fiscal llamada GAB.

Périz iba para futbolista, pero se rebeló. Su padre, del mismo nombre, fue jugador del Real Club Deportivo Espanyol, un extremo que se tuvo que retirar prematuramente porque le extirparon un riñón. “Él quería que yo jugase al fútbol, pero a mí me gustaba más el baloncesto y jugaba a escondidas. Al final tuve que confesar”, recuerda, con una sonrisa en los labios.

Clave fue que en su ciudad, varios pequeños clubs se fusionasen e iniciasen un proyecto fuerte que fue ascendiendo peldaños desde la entonces denominada Tercera División. “Jaume Ventura fue un hombre clave porque cambió la filosofía que había entonces. Y Arturo Ortega recogió los frutos”, indica. Nuestro protagonista vivió los ascensos desde Segunda a Primera y después a la ACB, donde bajó inmediatamente en la 83-84 para volver apenas un año después. Sus estadísticas oficiales señalan que disputó 6 partidos (79 minutos) y anotó 14 puntos.

Sobre sí mismo, comenta que fue “un jugador reconvertido, porque en principio empecé jugando de pívot, lo cual no tenía sentido teniendo en cuenta mi altura, y luego ya pasé a ser alero, acabando como base-escolta. Iba muy bien al rebote y con el tiempo fui mejorando en otros aspectos del juego”.  Después de Huesca, extendió su trayectoria en las pistas en Tenerife, Pamplona y Lleida, donde se retiró después de cuatro años. “Ayudamos bastante a que el club fuese creciendo porque lo que me ofrecieron fue un proyecto a cuatro años que partía desde Segunda División y que al cabo del tiempo acabó en la élite”, señala sobre esa última experiencia ilerdense.

Luis Périz-En un partido de veteranos.
En un partido de veteranos.

Sin embargo, su relación con el baloncesto ha continuado: tuvo un protagonismo importante en una plataforma para dirigir el Peñas “pero no pude comprometerme” y comentó durante una época los partidos del equipo por la radio. Continúa siguiendo muy de cerca lo que ocurre en la plantilla dirigida por Quim Costa y que milita en la LEB Oro. En todo caso, y aparte de algún partido de veteranos que ha disputado, su principal actividad física es ahora el senderismo exigente por el entorno montañoso de su ciudad. “Lo he descubierto tarde”, lamenta.

Había estudiado la carrera de Graduado social en la Universidad de Zaragoza desde 1986 a 1989, ampliando su formación posteriormente. A nivel profesional, se convirtió en mediador en conflictos entre empresas y trabajadores y se asoció con Alocén (del que ya hablamos aquí hace unos años) en 1991 en una firma experta en cuestiones fiscales.

Luis Périz-Con sus hijas.
Con sus hijas.