Chema Marcos: Creatividad y triples desde la cantera ‘culé’

Chema Marcos: Creatividad y triples desde la cantera ‘culé’
Creatividad y triples desde la cantera ‘culé’

Javier Ortiz Pérez

Chema Marcos - Con el Vic 2008-09.
Con el Vic 2008-09.

Hubo un momento en el que pareció que Chema Marcos podía tener una carrera sobresaliente. Tenía un estilo similar a Juan Carlos Navarro, un poco posterior a él, o mirando un poco hacia atrás, a Jordi Soler: base imaginativo, que miraba al aro con una enorme agresividad y tenía un gran tiro lejano. Fue una lástima que sus 16 partidos ACB en el primer equipo del Barcelona no tuviesen continuidad luego, aunque sí que construyese una buena trayectoria en la LEB, casi siempre en Cataluña, y también en LEB-2 y EBA.

Desde luego, parece un tipo súper positivo, aunque su éxito no resultase completo. “Tengo un recuerdo buenísimo en todos los sentidos. He vivido cada momento con intensidad, he aprendido de cada compañero que he tenido, de cada entrenador. He tenido la suerte de jugar en equipos buenos, con gente de mucha calidad, he logrado ascensos y levantado trofeos. Pese a que he dicho que de todos he aprendido algo, lo poco o mucho que he sido como jugador y como persona se lo debo a Agustín Cuesta, le debo todo lo que he logrado en mi carrera. Algunos de mis mejores amigos los conocí en las pistas: Dani Merchán, Robert Hernández y Albert Berenguer... Si me tengo que quedar con algo, me quedo con eso”.

Marcos debutó en un Canarias Telecom-Barcelona de la temporada 95-96 de la mano de, cómo no, Aíto García Reneses. “Del partido en sí recuerdo poca cosa. Jugué al final, cuando seguramente ya ganábamos de 20. Compartí habitación con Xavi Fernández, del cual se decía que era un tipo peculiar por las noches. Ahí lo dejo (risas). Y nada más llegar a la isla, en el autocar que nos trasladaba del aeropuerto al hotel ¡¡¡tuve que cantar el himno del Barça para toda la expedición!!!”.

Chema Marcos -  Actualmente es promotor en Haribo, la firma los Ositos de Oro.
Actualmente es promotor en Haribo, la firma los Ositos de Oro.

Sus inicios en el baloncesto fueron curiosos. “Estuve un año en los alevines del Barça de fútbol, pero a final de temporada hicieron una limpieza fuera de lo normal y con excusas poco convincentes, alegando que era demasiado alto y lento para jugar a fútbol, cuando había ganado unas pruebas de velocidad en aquel equipo. Eso me dolió y no quería saber nada de fútbol. De hecho me quiso fichar el Espanyol y dije que no. Comencé a jugar a baloncesto en el Colegio Sant Josep Oriol de Barcelona, en el que destaqué a lo poco de empezar y a los dos años me fichó el Barça para el cadete de primer año”.

Pasó por Murcia, Badajoz, Aracena, Valls, Cornellá, Vic, Alcázar y Barcelona B en distintas categorías y siempre en un papel principal, anotando y asistiendo. Su última experiencia fue en EBA con el Collbanc 2011-12. Su presente es muy dulce. “En los últimos años he trabajado como socorrista y coordinador en una empresa de salvamento acuático. Actualmente trabajo de promotor en una multinacional de "chuches", Haribo, mundialmente conocida sobre todo por sus famosos Ositos de Oro”.