Larry Lewis: Nunca es tarde para triunfar en el basket español

Larry Lewis: Nunca es tarde para triunfar en el basket español
Nunca es tarde para triunfar en el basket español

Javier Ortiz Pérez

Larry Lewis - Primeras canastas en España con el Tenerife.
Primeras canastas en España con el Tenerife.

Larry Lewis tenía 32 años cuando llegó por primera vez a España. Su fichaje por el Unelco Tenerife, de la LEB Oro, en la temporada 2001-02 pasó en su momento bastante inadvertido. Sí, podía ser un ‘4’ que aportase puntos y rebotes, un buen complemento para Sitapha Savane, pero su historial hasta entonces solamente había recogido, tras salir de la desconocida universidad de Morehouse, unos cuantos años en la CBA y en ligas menores como la chipriota, la dominicana y, sobre todo, al japonesa, donde había estado los cinco años anteriores. A la larga se supo que Pedro Martínez sabía muy bien lo que hacía.

Y es que la sorpresa resultó monumental cuando, para empezar, se convirtió en uno de los americanos más dominantes de la segunda categoría, en la que fue nombrado ‘MVP’. Después se erigió en un fijo de la ACB durante nueve temporadas consecutivas. Sí, Lewis dejó la Liga Endesa hace relativamente poco, en la 2010-11, después de jugar con Gran Canaria (de nuevo con Pedro Martínez), Unicaja (dos etapas), Alicante, Estudiantes, Zaragoza y Manresa (dos etapas) un total de 286 partidos (12,5 puntos y 5,4 rebotes en 29 minutos). Raro fue el sitio en el que no cumplió (si acaso en el CAI, en el que fue cortado). Hasta le dio tiempo para tener un hijo en Málaga.

No hace falta ni escribirlo, pero infundió una estela de gran profesional, de tipo serio que siempre ayudaba a compañeros y cuerpo técnico. Si tenía que asumir la responsabilidad, lo hacía, pero no era un jugador que tendiese al lucimiento personal. Lo suyo era trabajar bajo los tableros, sacarle el máximo partido a esos 2,01 aparentemente escasos. Pero es que era muy difícil moverle y siempre conservó una inteligencia enorme para el juego. Y todo ello rebasados ya los 30 años, claro.

Larry Lewis - En el Gran Canaria.
En el Gran Canaria.

Aún pudo apurar su carrera en Argentina con 42. Debía recordar con cariño ese país porque allí defendió a la selección de Estados Unidos allí en los Juegos Panamericanos de 1995 (medalla de plata).

Dani Barranquero escribió un completísimo artículo sobre él en acb.com, contando un montón de pequeñas historias suyas. Por ejemplo, que su secreto para jugar de forma tan longeva fue “comer mucha fruta, verdura, entrenar y hacer la siesta”, que es uno de los jugadores que más ha marcado a Sergio Scariolo (según sus palabras, “el mejor profesional que he tenido”) o que le llamaban “Sargento” en Alicante. Le gusta jugar al golf, aprender a tocar el piano, pasar el tiempo con su familia (sobre todo darle masajes a su mujer)...

Se le quedó, eso sí, la espina clavada con la NBA. Más joven había probado con los Hawks y ya mayor, con los Nets, pero se quedó a las puertas de la plantilla definitiva en ambos casos. Sí que ha habido cierta justicia a la larga: siendo fan de los Lakers, al final ha terminado trabajando para la franquicia de Los Angeles, primero en el cuadro técnico del equipo de desarrollo, los D-Fenders, y ahora como asistente de Byron Scott. También lo fue anteriormente de Mike D’Antoni.

Hace unos meses nos demostró que sigue en forma, a los 46 años. Una grabación casera le situaba haciendo un mate en una rueda de calentamiento en el Staples Center. Con total tranquilidad, como si el tiempo no hubiera pasado. Como entrenador parece una prolongación de lo que era como jugador, manifestando siempre que lo más importante son los buenos hábitos para mejorar en la pista.

Larry Lewis - Tres años en Alicante.
Tres años en Alicante.


Larry Lewis - En el cuerpo técnico de los Lakers.
En el cuerpo técnico de los Lakers.