Koldo Tellitu: El baloncesto vivido desde la ikastola

Koldo Tellitu: El baloncesto vivido desde la ikastola
El baloncesto vivido desde la ikastola

Javier Ortiz Pérez

Koldo Tellitu - Arabatxo Baskonia 83-84.
Arabatxo Baskonia 83-84.

A Koldo Tellitu se le puede encontrar en la enciclopedia ACB como Koldo Markos. Se trata de un junior que jugó unos minutos con el Baskonia en la temporada 83-84, la primera de la refundación de la liga. Con el tiempo se ha cambiado el apellido porque su padre tenía mucho apego al de su madre, Tellitu, que “es una es una zona de Barakaldo especial para él. Cuando la ley permitió invertir el orden de los apellidos, nos propuso a los hijos cambiar todos el orden y que Tellitu fuese el primero para todos y accedimos. Mi tercer apellido pasó a ser el primero”.

Cuando todavía era Markos, nuestro hombre empezó con el baloncesto en una ikastola, en su Vitoria-Gasteiz natal. “Aunque algunos jugábamos a futbol, los más aficionados al basket acabaron convenciéndonos y nos pasamos unos cuantos en edad infantil. Y tuvimos la suerte de contar desde el inicio con un magnífico entrenador y mejor persona, Txema Capetillo, con el que fuimos avanzando hasta el junior del Baskonia y alguno hasta ser un jugador ACB como Aitor Zarate. Unos años y un equipo excepcionales. Conseguimos un par de campeonatos de Araba en distintas categorías y, sobre todo, disfrutar del baloncesto. Jugábamos de memoria”.

Solo estuvo un año en el Baskonia, adonde llegó de la mano del propio Capetillo, que era el entrenador. “Tuvo facil convencerme, pues la base de este equipo era el equipo de la ‘ikastola’. La plantilla del equipo ACB no era muy larga y por ello en numerosas ocasiones entrenaba con ellos e iba convocado a los partidos. El ambiente era excepcional y el trato a los juniors que subíamos, de lujo. De ello tenía mucha responsabilidad Essie Hollis, pero gente como Iñaki Garaialde, Txus Pérez, Vicente Lafuente o Alberto Ortega también nos lo hacía muy fácil. Para mí fue una experiencia irrepetible, aunque lo cierto es que en el momento creo que no la valoré como merecía. Era muy joven con 17 años”, recuerda.

Tras aquella temporada, empezó la carrera de Derecho en Donosti, adonde se trasladó a vivir y a jugar con el Atlético San Sebastián en la antigua Segunda División. En la misma categoría también militó en el Gasteiz... hasta que su rodilla dijo ‘basta’ y con 24 años tuvo que dejarlo. “Llegue a probar en su momento con Askatuak, pero supongo que la falta de centímetros y tiro hizo que no llegase a nada esa posibilidad”, apunta. Y es que se define como “un escolta rápido y fuerte, con facilidad para el dribling y entrada a canasta, muy anotador (aseguró que llegó a los 59 puntos en un partido de Segunda), pero con un tiro exterior flojo y sobre todo poca estatura: 1,86”.

En la actualidad, vive en la localidad vizcaína de Leioa y es el presidente de la denominada Federación de Ikastolas de Euskal Herria, una entidad que agrupa a 108 centros educativos y 55.000 alumnos. “No no he dejado el basket. Coordino el basket de la ikastola donde estudian mis hijos, entrenando cuando el tiempo me deja algún equipo”.

Koldo Tellitu - En la actualidad.
En la actualidad.