José Luis Ortún: Sentimiento baskonista y entrenador emergente en Vitoria

José Luis Ortún: Sentimiento baskonista y entrenador emergente en Vitoria
Sentimiento baskonista y entrenador emergente en Vitoria

Javier Ortiz Pérez

En un entrenamiento.
En un entrenamiento.

A José Luis ‘Koldo’ Ortún se le puede ver en las imágenes de celebración del Tau Cerámica tras ganar la Copa del Rey de 1999 en Valencia al Caja San Fernando. Aquello debió suponer una gran ilusión para un chico de Vitoria que solamente disputaría siete partidos ACB (24 minutos en total, 8 puntos). Con el tiempo  se ha convertido en un prometedor técnico. Es joven todavía a sus 38 años.

Siempre ha sido alguien vinculado al Baskonia, excepto una época en la que jugó en el vecino Bilbao. “Jugaba de portero en un equipo de futbol y en verano mis ‘aitas’ me comentaron que si me apetecía ir a un campus que organizaba el Baskonia y les dije que sí. Mi único contacto con el baloncesto era lo que jugaba en los recreos del colegio, pero me apetecía probar. Allí me preguntaron si queria jugar en un equipo de formación por supuesto acepté. Tenía 13 años”, recuerda.

Fue subiendo escalones hasta que Sergio Scariolo le llamó para ayudar en los entrenamientos de la primera plantilla. “Una de las mejores experiencias de mi vida, sin duda alguna. Recuerdo de aquella etapa lo importante que para mí fue el poder compartir vestuario con jugadores de tan alto nivel y aprender de ellos”, comenta, calificando de “recuerdo imborrable” la Copa de Valencia.

Se trataba de un alero de 1,98. “Lo que más me gustaba era realizar acciones de 1x1 y jugar en el poste bajo. Luego con el paso de los años mejoré en el tiro y completé mi juego de exterior. También los entrenadores me utilizaban para defender a los jugadores peligrosos del equipo contrario”, analiza.

Imagen actual (Foto: Fundación 5+11).
Imagen actual (Foto: Fundación 5+11).

En Bilbao estuvo en dos equipos, el Patronato en EBA (99-2001) y el Bilbao Basket en LEB-2 (2001-02). “Tuve la suerte de poder vivir una fase de ascenso con ambos y seguir acumulando experiencias muy positivas en mi vida. Había grandes personas que me ayudaron a sentirme en la ciudad y en los equipos muy a gusto. A nivel deportivo, en el Patronato las cosas me fueron bien y en el Bilbao Basket no tanto como me hubiera gustado, pero el ascenso conseguido fue increíble”, cuenta Ortún, quizás entonces pensaba en dar el salto a los banquillos.

Y es que “la transición a entrenador no fue casual. Soy licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte, por lo que estaba ligado al deporte. Un día me comentaron si quería entrenar a un equipo de la universidad del campus de Alava y me animé. A partir de ese momento he seguido ligado como entrenador en este y otros equipos con experiencias en EBA y selecciones autonómicas”.

Actualmente, aparte de su trabajo en una pequeña empresa de ‘vending’, sigue entrenando a un equipo de la Fundación 5+11, vinculada al Laboral Kutxa, “donde tengo jóvenes talentos con los que trabajamos para que puedan seguir creciendo como jugadores. También he estado con la selección cadete masculina de Euskadi”.