Keith Owens: El rostro de la crisis de la ‘Penya’ después de ganar la Euroliga

Keith Owens: El rostro de la crisis de la ‘Penya’ después de ganar la Euroliga
El rostro de la crisis de la ‘Penya’ después de ganar la Euroliga

Javier Ortiz Pérez

Lakers 91-92.
Lakers 91-92.

Los aficionados del Joventut se estremecerán cuando vuelvan a leer el nombre de Keith Owens. Y no precisamente de emoción: fue uno de los fallidos americanos en la que quizás ha sido la temporada más deprimente de la entidad verdinegra, la 94-95. Justo después de ganar la Euroliga, una terrible depresión económica hizo que la calidad de los jugadores extranjeros a los que podía aspirar el club fuese mucho más baja que anteriormente. Sí, Owens no era Corny Thompson, pero… ¿de verdad era tan malo como pareció?

Los números no le dejan, desde luego, nada bien. En los seis partidos que aguantó antes de ser puesto de patitas en la calle promedió 5,7 puntos y 3,2 rebotes en 18 minutos en pista. Dos victorias y seis derrotas de balance, por cierto. Su entrenador, Pedro Martínez, ‘confiaba tanto’ en él que solamente le alineó una vez como titular. Y su acierto de cara al aro resultó sonrojante: 37% en tiros de dos (11/30) y ni un solo triple encestado de los cinco que lanzó. John Ebeling le sustituyó y, aunque no estuvo al mismo nivel que en el resto de su exitosa carrera, el equipo sí mejoró un poco.

¿Qué pasó? Tan mala pinta no tenía. Fue un jugador importante en la universidad de UCLA durante cuatro años, aunque destacando sobre todo por su defensa en el poste bajo, y consiguió un puesto en la plantilla definitiva de Los Angeles Lakers 91-92 aunque no había entrado en el ‘draft’. Por mucho que el técnico Mike Dunlevy hablaba maravillas de sus cualidades y su entrega en un artículo publicado en ‘Los Angeles Times’, tampoco disfrutó de mucho tiempo de púrpura y dorado (80 minutos repartidos en 20 partidos). Sin embargo, era un buen aval.

Luchando por un rebote con Sabonis (Foto: Gigantes).
Luchando por un rebote con Sabonis (Foto: Gigantes).

Tampoco era su primera experiencia europea, ya que había pasado por Francia (Montpellier, 92-93). Un posible problema es que aquí se le hizo jugar de ‘4’ cuando en todas las referencias anteriores aparece como ‘3’. Llamativo que su único partido bueno  (27 puntos y 12 rebotes) lo hiciese ante el combinado en que ‘Magic’ Johnson ofreció varias exhibiciones en Europas. Lo que se escribió en su momento nos puede dar alguna pista.  “Sabemos que es un buen jugador, pero le está costando adaptarse al ritmo del equipo”, decía Martínez. Al poco tiempo, entraba Ebeling y el propio técnico también perdía su puesto y era sustituido por Miquel Nolis.

Quizás aquello dejó ‘tocado’ a Owens, cuyo recorrido en el baloncesto no fue mucho más allá. Se retiró pronto y no se ha sabido gran cosa de él en los últimos años. Sí es seguro que presentó un programa sobre la actualidad deportiva de UCLA llamado ‘Bruin talk’ en una televisión por cable, pero es una noticia que se remonta al año 2000.