Alex Scales: Revulsivo sin efecto y curioso récord en la NBA durante una época

Alex Scales: Revulsivo sin efecto y curioso récord en la NBA durante una época
En ocasiones, la llegada de un buen jugador no consigue enderezar la dinámica de

Javier Ortiz Pérez

Celebrando una victoria con el Madrid.
Celebrando una victoria con el Madrid.

En ocasiones, la llegada de un buen jugador no consigue enderezar la dinámica de un equipo irregular. Es probablemente la historia de Alex Scales en el Real Madrid 2005-06. Su incorporación mediada la liga regular intentando paliar los problemas de anotación que arrastraba la plantilla, entonces dirigida por Bozidar Maljkovic.

Los blancos no es que no pudieran renovar su título de campeones ACB, sino que ni siquiera se clasificaron para la Euroliga debido al sexto puesto que ocuparon al final,  eliminados por el Barcelona en cuartos de final (3-1). No se puede culpar de todo ello a Scales, que hizo trabajo, casi siempre saliendo del banquillo como opción para cualquiera de las tres posiciones exteriores.

Llegó a España con un currículum muy variado, habiendo jugado en Italia, China, Argentina, la CBA, la D-League y Corea del Sur. El 19 de noviembre de 2005 jugó un partido con los San Antonio Spurs ante Phoenix Suns y no volvería a pisar la NBA. Sus 9 segundos suponían la carrera más breve de un jugador en la competición hasta que en la temporada 2009-10 JamesOn Curry permaneció 4 en pista con los Clippers ante Boston Celtics.

Al Madrid llegó desde los Austin Toros de la liga de desarrollo. “El Real era un club bien organizado, desde el cuerpo técnico a la gente de las oficinas. Me encantó jugar allí y me hubiese gustado permanecer más tiempo en el equipo, pero disfruté de aquella época”, comenta hoy en día. Promedió 9,1 puntos en 20 minutos (6,2 de valoración).

Machacando con el Aris.
Machacando con el Aris.

“Madrid es una ciudad preciosa, grandiosa, con una gran afición, en la que el fútbol es fundamental, pero en la que el baloncesto también es importante”, comentó a su llegada en declaraciones a realmadrid.com. “Quiero aportar dar energía, mucho trabajo duro; he venido a hacer equipo. Sobre todo, lo que aportaré es una buena defensa, aunque también me considero un buen tirador. A mí me gusta trabajar duro y en esto consiste ser cada día mejor. Para ello hay que trabajar mucho. Me gusta la idea de ser un guerrero”, añadió.

Y… con el paso de los años… ¿cómo se ve como jugador? “Creo que soy un base atlético que puede correr la pista y defender a jugadores desde el ‘1’ hasta el ‘3’. Reboteo bien para mi talla”, responde.

No juega profesionalmente desde el 2014 en la liga libanesa, a la que llegó después de conocer Grecia, Rusia, Italia, Ucrania, Turquía y Puerto Rico. Con 37 años, se resiste a la retirada. “Estoy intentando seguir jugando y no lo he dejado todavía. Me gustaría fichar por algún equipo pronto. Si alguien me puede ofrecer un contrato, lo estudiaría”, dice. Mientras tanto, realiza entrenamientos personales, tanto a niños como a jugadores ya más adultos. “Me encanta ayudar a los demás a entender el juego y a hacer las cosas más sencillas, a leer las situaciones que se pueden dar en la pista”, indica. Se puede seguir su actividad y contactar con él a través de Twitter (@a_skills).

En la actualidad.
En la actualidad.