Jose Almeida: El ‘fisio’ portugués

Jose Almeida: El ‘fisio’ portugués

Javier Ortiz Pérez

Con el Forum Valladolid en el Circuito Sub-20.
Con el Forum Valladolid en el Circuito Sub-20.

Jose Miguel Lopes Peixoto Almeida. O, más simplemente, Jose Almeida, alero portugués de 1,99 que participó tres encuentros con el CB Valladolid 2005-06 al tiempo que militaba en su filial, el Maristas, en Primera, y disputaba el Circuito Sub-20. También pasaría la siguiente campaña por el Plasencia, en LEB-2. Hoy es nuestro protagonista contando su experiencia española (y más cosas) en primera persona.

“Tengo muy buenos recuerdos de Valladolid, una ciudad muy elegante y con gente muy culta y buena. Llegué con 19 años gracias a Manel Comas, pero mi primer entrenador fue Paco García. Era un equipo muy unido y con jugadores que me enseñaron mucho, como Iván Corrales, Fernando San Emeterio y mi compatriota João Santos. Sin duda la ACB es la mejor liga de Europa. Se juega a un nivel muy alto y guardo recuerdos muy bonitos. El que se me viene a la cabeza principalmente fue el momento en el que marqué mis primeros dos putos, contra el Estudiantes, sobre la bocina, con 5.000 personas en el Pisuerga. Ganamos ese partido por 20 puntos y todavía tengo la estadística en casa Sin duda mi primer año en Valladolid fue muy bueno y tengo que agradecer a Filipe que siempre estuviese conmigo y a mi agente Fabio Spinella. Después me fui al Plasencia, donde también había muy buena gente e hice grandes amigos.

Me defino como un jugador que lucha en defensa e intenta ayudar siempre en el rebote. Juego como ‘3-4’ y puedo aportar puntos en ataque. Intento ‘esconder’ con corazón mis fallos técnicos. Con el paso de los años he cambiado un poco mi juego, teniendo ahora más capacidad táctica con mejores lecturas del juego.

Lanzando a canasta con su actual club (Foto: Guifões).
Lanzando a canasta con su actual club (Foto: Guifões).

Después de España volví a Portugal para jugar en el Porto, que había sido mi club de formación. También me puse a estudiar otra vez y de hecho nunca fui un jugador profesional de verdad, porque es muy difícil hacer las dos cosas al mismo tiempo, así es que elegí la universidad. Estoy en la Proliga, la segunda división de aquí, con el Guifões SC, un club radicado en Matosinhos, y soy licenciado en Fisioterapia. Trabajo en un hospital de rehabilitación. Estoy muy contento de estar en un equipo muy joven y tengo el placer de ser el capitán.

El baloncesto es algo único y se debe disfrutar al máximo, pero también hay que tener claro que los estudios son muy importantes. La vida me va muy bien y sin duda mis tres años en España me ayudaron mucho a ser el hombre que soy.

Seguiré siendo fisioterapeuta cuando termine de jugar. El baloncesto me ha dado mucho, pero no es para siempre, y espero seguir con mi vida profesional en un trabajo que también me encanta. ¡Quién sabe si algún día no volveré a España para ser ‘fisio’ de un equipo de la Liga Endesa!”.