Sergi Clotet: El científico de 2,05

Sergi Clotet: El científico de 2,05

Javier Ortiz Pérez

Machacando la canasta.
Machacando la canasta.

Es un placer hacer esta sección en la página solo por encontrarte con casos como el de Sergi Clotet. ¿Sabéis que este pívot catalán de 2,05, que debutó en la Liga Endesa 2010-11 con el Manresa, es científico? Nos lo cuenta al final de la historia que nos ha hecho llegar y con la que os dejo. No faltan anécdotas, buen humor y reflexiones. Allá va.

“Del baloncesto recuerdo principalmente los momentos buenos y emotivos, de los cuales destacan mis inicios en La Salle Manresa, las fases de sector de los campeonatos de España en los años de junior con mis compañeros del CBiUM Manresa, las fases de ascenso a LEB Plata con mis compañeros del CB Navàs y el CE Sant Nicolau, y por supuesto el año que estuve en dinámica de primer equipo en el Assignia Manresa.

Me llevo grandes amigos y experiencias de cada una de esas grandes temporadas, pero también de las más complicadas. En plan más anecdótico, recuerdo como si fueran ayer la pista fría e inclinada del antiguo pabellón del Manresa, así como los largos y duros entrenamientos de técnica individual y preparación física en Navàs con Miquel Nolis, un fiera del baloncesto del cuál aprendí muchísimo y al cual le debo buena parte de los frutos recogidos en las temporadas que siguieron.

¿Mi debut? Atropellado. Fue en el campo del Menorca. Jaume Ponsarnau me hizo salir a pista cuando quedaban 14 segundos para el final del segundo cuarto. Creo recordar que Milan Majstorovic se había cargado de faltas. La mesa autorizó el cambio, pero una vez dentro de la pista, el árbitro dijo que tal sustitución no se podía realizar, así que tuve que volver al banquillo. ¡Mis amigos bromearon mucho con esta “finta”! Una vez con el partido decidido, finalmente debuté. Sentía sudor frío y me temblaban las manos. A pesar de esto y del corto tiempo en pista pude sacar de fondo y coger un rebote, y luego en el vestuario todos mis compañeros de equipo me felicitaron. Fue un momento muy especial.

Imagen actual.
Imagen actual.

Pero lo que fue realmente emocionante y significativo para mí fue debutar la jornada siguiente contra Estudiantes en el Nou Congost, la pista en la que crecí como espectador y más adelante como jugador de categorías base. Lo recuerdo como un día de celebración por partida doble, ya que la victoria conseguida en ese partido supuso la salvación del equipo, que podría jugar un año más en la ACB.

Me defino como “el bonachón del equipo”. Pívot “5 clásico”, muy trabajador y contundente en defensa y con pocos recursos pero sentido común en ataque. Creo que mis principales carencias son la falta de explosividad y de ambición, las cuales se acentuaron durante las últimas temporadas.

Había empezado a jugar a los seis años, como actividad extraescolar en la escuela La Salle Manresa, donde cursé mis estudios de primaria y secundaria. Jugué en La Salle hasta la categoría de cadete, cuando me incorporé al CBiUM Manresa.

¿Ahora? Soy científico. Actualmente trabajo en un centro de investigación para el Hospital del Mar de Barcelona, en el cual estoy finalizando mi tesis doctoral en el ámbito de la Biomedicina. Éste es mi partido más importante ahora, estoy ya en el tiempo de descuento ¡pero espero llevarme la victoria!”.