Jason Lawson: Un partido y a casa (sin hacerlo mal)

Jason Lawson: Un partido y a casa (sin hacerlo mal)

Javier Ortiz Pérez

Machacando con Villanova.
Machacando con Villanova.

Revisábamos hace no mucho los americanos que solamente han jugado un partido en la actualmente denominada Liga Endesa y no salían muchos: Jamie Feick, Alvin Scott, Michael Kennedy, William Conley, Jey Carlton, Kenny Atkinson y este Jason Lawson del que hablaremos hoy.

Obviamente, si solo has durado un encuentro es que no muchos te van a acordar de ti, ni siquiera donde has estado. Que levante la mano el seguidor del Baloncesto Sevilla que le identifique. Pues bien: fue en la última jornada de la liga regular 1999-2000 y en unas circunstancias muy particulares.

Resulta que Richard Scott estaba lesionado y el club no sabía si iba a poder contar con él para los ‘playoffs’. En previsión de que no pudiera ser inscrito, se lanzó al mercado a por un jugador bastante diferente a él. Lawson mide 2,11 (Scott apenas llegaba, si lo hacía, a los 2,00), era un ‘5’ nato y gozaba de cierto ‘currículum’. Formado en la prestigiosa universidad de Villanova, fue elegido en la segunda ronda del ‘draft’ (número 41) por los Denver Nuggets en 1997, aunque sus únicos partidos en la NBA los disputaría con Orlando Magic (17, 1,5 puntos y 1,6 rebotes) aquella misma campaña.

Tras pasar por la CBA, el Caja San Fernando fue su primer club europeo. En su reseñado único encuentro, frente al Real Madrid a domicilio, metió 8 puntos y cogió 3 rebotes en 19 minutos. Estuvo desde luego tímido (solo tres tiros de campo), pero indudablemente peleón: hizo cinco faltas y recibió seis. Por cierto que el marcador de aquel choque, 62-44, es de los que avergüenzan. Es la mínima anotación de la historia del equipo andaluz en toda su historia, ahí queda el dato.

Una imagen del 2008.
Una imagen del 2008.

Lawson no es que no gustase, es que Scott se recuperó para los ‘playoffs’ –en los que el Caja fue eliminado con el factor campo a favor en primera ronda por el Tau (1-3)— y ambas partes dieron por concluida su breve relación. Tras otra etapa en CBA, la carrera europea del jugador tampoco dio mucho que hablar: Pau Orthez 2001-02 y Panionios y Orleans en 2002. Intentó volver a la NBA sin éxito en Wizards y Clippers. Sus últimos equipos fueron en ligas ‘raras’, como la mexicana y la de Jordania, donde, en 2008, dio por cerrada su carrera profesional.

Ahora vive en su Philadelphia natal, donde es entrenador y ofrece sus servicios tanto para equipos como para preparar individualmente a jóvenes jugadores. En el banquillo ha sido asistente de Harcum College, un equipo amateur llamado Germantown Friends y el Martin Luther King High School. “Mi recorrido como profesional, junto a mi reciente experiencia como entrenador, me ha convertido en un experto en todos los aspectos del baloncesto (...) Mi objetivo es que en cada sesión, mis jugadores ganen confianza en sí mismos a través de su juego y sus capacidades”, destaca. También cuenta que constituyó una liga de verano en la ciudad durante cinco años.

En fin, Jason Lawson, si hubieses venido en otras circunstancias, quizás…