Christian Drejer: Quizás el mejor danés

Christian Drejer: Quizás el mejor danés

Javier Ortiz Pérez

Barcelona.
Barcelona.

Es posible que Christian Drejer sea el mejor jugador danés de la historia. Y eso que se tuvo que retirar con 25 años, aquejado de una lesión de tobillo, y que en general su recorrido fue bastante decepcionante. Pero ya se sabe que en la tierra de ‘Borgen’ son pocos y el nuestro no es precisamente un deporte muy seguido.

Drejer, para quien no lo recuerde, estuvo en el Barcelona un poco más de una temporada: el final de la 2003-04 (a partir de febrero) y la 2004-05 entera. Pareció en su momento un gran hallazgo de la secretaría técnica azulgrana, que había conseguido sacarle en pleno curso de la universidad de Florida. No es nada habitual que un jugador haga ese movimiento y de hecho recibió muchísimas críticas en Estados Unidos, pero la oferta del Barça debió ser muy buena.

Alero de 2,05, recordaba en cierto modo el estilo de Arturas Karnisovas: elegante, tirador, con visión de juego… Y empezó a demostrarlo a poco de llegar: en los cuartos de final de la Copa del Rey de aquel 2004, ante el Real Madrid en Sevilla, metió dos triples en un momento muy difícil.

Tras el periodo de adaptación, fue cada vez a más y se esperaban grandes cosas de él en la 2004-05. En verano, los americanos ‘le perdonaron’ y entró en la segunda ronda del ‘draft’ (número 51) los New Jersey Nets. Él empezaba a tener en la cabeza la NBA.

Pero no fue así y ni siquiera prosperó en España. Se perdió casi la mitad de los partidos por problemas físicos y cuando estuvo disponible, quedó muy atrás en la rotación. Sus totales como azulgrana fueron 40 encuentros ACB con 4,4 puntos y 2 rebotes en 13 minutos. Lo mejor, un estupendo 47% en triples.

Bolonia.
Bolonia.

Jugó de forma intrascendente una liga de verano con los Nets y tuvo que buscar un nuevo destino en Italia, primero en la Virtus de Bolonia (2005-07, rondando la decena de puntos en 21 minutos) y luego en la Lottomatica de Roma (2007-08), fichado por su ex compañero Dejan Bodiroga, que ejercía como director deportivo. Tuvo un ‘highlight’ estupendo en un amistoso contra los Toronto Raptors, cuando consiguió 23 puntos, pero fue entonces cuando tuvo la lesión en el tobillo izquierdo (ya le había dado problemas en Estados Unidos) que le obligó a retirarse. Dos años después intentó ponerse en forma para volver, pero no lo consiguió.

Hoy en día sigue siendo el único danés en haber jugado la Liga Endesa junto con el recientemente fallecido Rasmus Larsen. Vive en Dubai, donde mantiene negocios alejado del baloncesto.