Álvaro Teherán: Colombiano en Ciudad Jardín

Álvaro Teherán: Colombiano en Ciudad Jardín

Javier Ortiz Pérez

Unicaja 91-92.
Unicaja 91-92.

Hasta que Juan Tello Palacios disputó algunos encuentros con el Gran Canaria en la temporada 2011-12, nuestro protagonista de hoy, Álvaro Teherán, era el único colombiano que había jugado en toda la historia de la Liga ACB/Endesa. Lo hizo de un modo bastante fallido, una apuesta demasiado arriesgada por parte del Unicaja 91-92 que acabó no saliendo bien.

Las miras cuando se le fichó parecían claras: traerse un jugador de una gran envergadura que lo había hecho bien en la NCAA y que, a corto/medio plazo, pudiese ser actuar como nacionalizado mientras se adaptaba al baloncesto español. Pero muchas veces esto no sale bien, en parte porque el protagonista no da la talla, en parte porque el club no tiene paciencia.

No había muchos jugadores de 2,16 en la ACB de entonces. Ni ahora. Teherán venía de la Universidad de Houston (14,3 puntos y 8,4 rebotes en su año senior). Aquel mismo verano de 1991 había sido escogido en la segunda ronda del ‘draft’ por los Sixers (número 44), con los que jugaría un año después… solo en pretemporada. “Hice los campamentos de novatos y de veteranos. Llegué a jugar cinco partidos. La temporada comenzaba el 4 de octubre (?) y un día antes estaba en mi cuarto, ilusionado con jugar en la NBA, pero a eso de las 8 de la noche me comunicaron que salía del equipo”, cuenta en una entrevista. Por cierto, de Charles Barkley, con el que coincidió, dice que era “tranquilo, sin afanes, de buen corazón. Me di cuenta de eso cuando hacíamos las obras sociales. Eso sí, en la cancha era mala gente”.

La campaña anterior la había pasado en Málaga, que había elegido después de recibir la llamada también del Real Madrid. Disputó 19 partidos, con 12,2 puntos, 7 rebotes y 1,4 tapones en 28 minutos. Fue célebre aquel año porque su puesto de extranjero en el centro de la zona de Ciudad Jardín lo ocuparían también Edward Amos y, por descontado, aquel crepuscular Ralph Sampson.

Imagen actual.
Imagen actual.

Descartado por la NBA, Teherán lo siguió intentando en España, aunque a un nivel inferior (Primera B) en Fuenlabrada en la 92-93. Fue el mismo equipo que le acogió en la 95-96 (EBA). Su carrera estuvo centrada sobre todo en su país, con alguna mínima incursión en la CBA (Fort Wayne) y en Eslovenia (Olimpia Ljiubiana). Hizo un amago de retirada en el 2002, pero volvió en el 2005, con casi 40 años, y también en el 2013, con 47 y 135 kilos (15 más que cuando jugaba, afirma). Estaba ya por entonces dentro de la gestión de la obra de una refinería.

Se ve que proviene de una familia humilde: “Mis padres siempre trabajaron fuera del país y me dejaron al cuidado de mi abuela, Vita, junto con mis siete hermanos. Pasamos momentos difíciles. Muchas veces íbamos al colegio sin desayunar, volvíamos y no había almuerzo, pero mi abuela se rebuscaba para conseguir los alimentos”. Se ha divorciado dos veces y tiene tres hijos.