Bob Thornton: Especialista en Alcalá

Bob Thornton: Especialista en Alcalá

Javier Ortiz Pérez

El cromo está equivocado: es Bob Thornton, no Joseba Gaztañaga.
El cromo está equivocado: es Bob Thornton, no Joseba Gaztañaga.

No, no hay que confundirle con Billy Bob Thornton, el actor norteamericano que suele hacer papeles de pirado. Bob Thornton fue un pívot blanco bastante tosco que estuvo en el Cajamadrid de la temporada 84-85 y que posteriormente pasó varios años en la NBA, donde continúa ahora como asistente.

La verdad es que resultó chocante para el baloncesto español de entonces que un jugador que no había destacado especialmente aquí luego consiguiese un puesto bastante fijo en ese otro universo inalcanzable norteamericano, como veíamos entonces aquella liga. Poco sabíamos que allí se requerían interiores mucho más especializados que en la entonces recién nacida ACB, donde tenían que hacer de todo. El Thornton posterior a su paso por Alcalá de Henares fue un ‘leñero’ con fama de profesional que no tuvo problemas para conseguir contratos.

Medía 2,08 y llegó al Cajamadrid después de completar sus estudios en California-Irvine. Los Knicks le eligieron en la cuarta ronda (número 87) de 1984, pero se quedó fuera de la plantilla definitiva y encontró acomodo en España. “Fue uno más. Sobrio, poco técnico pero luchador, sacrificado en defensa y trabajador nato bajo los tableros. No fue uno de los americanos más destacados del campeonato”. Así le define Jordi Román en su serial sobre los extranjeros de la liga publicado en ‘Gigantes del Basket’. Sus estadísticas fueron de 13 puntos y 6,9 rebotes en 32 minutos y su equipo tuvo serias dificultades para mantener la categoría.

Intentando taponar con los Sixers.
Intentando taponar con los Sixers.

Pese a todo, y con algunos paréntesis en Italia y la CBA, desde 1985 a 1996 jugó 283 partidos en la NBA con Knicks, Sixers, Wolves, Bullets y Jazz, promediando unos ‘escalofriantes’ 3 puntos y 2,5 rebotes en 12 minutos. Hoy en día ya sabemos con mayor claridad que estos jugadores existen y han existido siempre: ‘currantes’ para completar el banquillo y dar nivel a los entrenamientos que no porque hayan disfrutado de la mejor liga del mundo son mejores que otros que han estado aquí decidiendo títulos.

Thornton no dejó muy buena impronta a nivel personal en España. Parece que solía quejarse del nivel de la competición, de su organización, y que su trato con los periodistas que trataron de entrevistarlo no fue nada cercano. “Fue una buena experiencia, un buen país”, señala de forma sucinta sobre su temporada en España en unas declaraciones distribuidas por la oficina europea de la NBA para esta página.

Y es que sigue vinculado muy estrechamente a la liga, donde desde el 2012 es entrenador asistente de los Memphis Grizzlies, así es que Marc Gasol debe conocerle bien. Anteriormente fue ojeador para Oklahoma Thunder (2007-2011) y ayudante en Bulls (2002-04) y Wolves (2005-07). Se ve que ha construido esta ‘segunda carrera’ también desde abajo, con experiencias en el baloncesto universitario, la CBA y la D-League.

“Me encanta entrenar y ayudar a nuestros jugadores para que progresen y mejoren sus cualidades y hagan mejorar al equipo. Es una recompensa increíble ver cómo tienen éxito en la cancha usando nuestro trabajo colectivo, los consejos y las herramientas que compartimos con ellos para que se conviertan en mejores jugadores”, comenta en una entrevista en la web de los Grizzlies, en la que también se confiesa un aficionado a pilotar pequeños aviones y motos Harley Davidson.

Asistente en los Grizzlies.
Asistente en los Grizzlies.