Alberto Jódar: El ‘3’ aeroespacial (y cantante)

Alberto Jódar: El ‘3’ aeroespacial (y cantante)

Javier Ortiz Pérez

En el quinteto ideal del Europeo sub-16 del 2007.
En el quinteto ideal del Europeo sub-16 del 2007.

Alberto Jódar hace poco fue noticia. Tiene solo 24 años, pero en la web de Gigantes del Basket, Esteban Novillo se hacía eco de su retirada definitiva del baloncesto y de cómo le va su ‘nueva vida’ estudiando nada menos que Ingeniería Aeroespacial.

No estábamos hablando de un cualquiera. Alero ‘delgadito’ de 2,03, tirador y reboteador, fue internacional en todas las categorías inferiores, participando en éxitos como los oros del 2006 en el Europeo cadete (sí, aquel de Ricky Rubio en Linares) y en el sub-20 del 2011 (al lado de Nikola Mirotic). Incluso en el 2007 entró en el quinteto ideal del campeonato sub-16 (2007) en el que España fue plata, promediando 15,4 puntos y 7,9 rebotes.

Formado en el Fuenlabrada (con el que debutó en ACB en la 2008-09), llegó a recalar en el Real Madrid y posteriormente en el Lucentum Alicante (17 partidos más en la élite). Unos partidos en el Rivas 2012-13 en EBA son los últimos de su carrera, decidiendo por los estudios en aquel tiempo. ¿Qué pasó en el proceso, aparte de los problemas físicos que arrastraba?

El vídeo que adjunta Gigantes da algunas respuestas sobre por qué no continuó en el basket. “El cuerpo ya no me lo pedía. Sabía que podía dedicarme a otras cosas y he ido haciéndolas”, resume.

La época de Fuenlabrada la recuerda como “la que empecé a pensar que podía dedicarme al baloncesto”, mientras que la del Real Madrid la ve como “un paso bastante difícil, bastante duro. No me arrepiento de haber ido allí. Se tomaron una serie de decisiones que a lo mejor no fueron las mejores. Pero fueron dos años bastante buenos a nivel personal y aprendí bastante. (Ettore) Messina te exige un 200% y fue un gran cambio”.

Fue entonces cuando empezó a tener lesiones a menudo y buscó en Alicante continuidad para relanzarse. “Era una buena ciudad para hacerlo. La adaptación a vivir solo fue dura, pero lo agradezco”, añade.

Con el Lucemtum Alicante.
Con el Lucemtum Alicante.

El verano de 2013 fue clave: el primero en el que no tuvo que pensar en baloncesto. “Fue extraño. Mi mente se ha ido adaptando y ahora estoy genial”, cuenta. “Ha sido un cambio bastante a favor. Los últimos años relacionados con el baloncesto sentía que no me llevaban a ningún sitio, ni físicamente, porque surgían lesiones, como mentalmente, porque perdí un poco esa pasión necesaria para dedicarse a un deporte”, asegura.

Jódar reconoce que su decisión de abandonar fue “sorprendente para muchas personas”, pero desvela que tampoco le costó “tanto tiempo” tomarla. “Los pensamientos me fueron llegando. Era absurdo seguir”, sostiene.

Surgió la posibilidad de estudiar Ingeniería Aeroespacial. “Siempre me han gustado las naves espaciales, es fascinante. Más que los aviones. Me miré la lista de ingenierías que había y fue la que más me sedujo. Nunca me había definido tanto. Hay mucha variedad de posibilidades para ganarse la vida en el futuro”. Este nuevo curso lo pasará en Corea del Sur mejorando sus conocimientos.

Ahora, aparte de ello, dedica tiempo a tocar la guitarra, a aprender. Incluso canta y ha publicado canciones en Youtube: “La música se ha convertido en una de mis grandes pasiones”. Y confiesa que se mantiene “bastante al margen” del mundo de la canasta. “Sigo viéndolo, yendo a pabellones, pero el contacto directo con la gente del baloncesto se ha visto reducido. Lo necesitaba después de siete u ocho años metido en ese mundo”, apostilla.

Videocaptura de una de sus canciones en Youtube.
Videocaptura de una de sus canciones en Youtube.