Grant Gondrezick: Un ‘maldito’ en Valladolid

Grant Gondrezick: Un ‘maldito’ en Valladolid

Javier Ortiz Pérez

Negra época con los Suns.
Negra época con los Suns.

Nuestra Liga ha sido a veces ‘refugio’ para jugadores ‘malditos’. A algunos les sirvió su estancia en España para relanzar sus carreras y a otros para terminar de hundirlas. En un punto medio estaría Grant Gondrezick, expulsado de la NBA por consumo de drogas y que, en medio de una larga carrera internacional, solamente permaneció diez partidos en el Forum Valladolid 96-97 antes de ser cortado.

Gondrezick se hizo un hueco en la mejor competición del mundo en 1986, seguramente contra pronóstico porque no había pasado de estar en la cuarta ronda del ‘draft’ (número 77). Sin embargo, los Suns confiaron en él para completar el ‘roster’. Pero era aquel un equipo problemático, con varios jugadores metidos en asuntos turbios, y él no supo escaparse de aquello.

Con la cocaína corriendo por el vestuario con una facilidad pasmosa, Jay Humphries y James ‘Buda’ Edwards continuaron con en la NBA después de ser suspendidos, pero Gondrezick quedó muy ‘tocado’. Incluso fue condenado a tres años de libertad vigilada. Los nombres de William Bedford y Walter Davis (que fue quien lo denunció todo públicamente antes de ir a un centro de rehabilitación) también estuvieron implicados. Todo un jaleo que hizo temblar los cimientos de la franquicia.

En la 88-89 tuvo un pequeño regreso a los Clippers, pero tuvo que ‘volar’, primero a ligas menores como la CBA y la USBL y después a Argentina (donde coincidió con Pepe Sánchez y Manu Ginóbili, en el Estudiantes Bahía Blanca, y les animó a probar en la NBA), Bélgica e Italia.

Imagen del 2009.
Imagen del 2009.

A Valladolid llegó ya con 33 años. Conservaba su fama de buen anotador, a medio camino entre las posiciones de ‘2’ y de ‘3’. Sin embargo, la mala racha del equipo (2 victorias y 8 derrotas) y sus escasos 12 puntos por encuentro aconsejaron su sustitución por un Tony White mucho más resolutivo. Había tenido un par de partidos realmente buenos, eso sí, en los que dejó la huella de su clase: 21 puntos en el Palacio de los Deportes ante el Real Madrid y, una semana antes, 25 frente al Caja San Fernando con 5/5 en triples.

Echó el cierre en el Limoges 97-98. ¿Y desde entonces? No se ha sabido mucho de él. Ha entrenado en ‘high school’ y en 2009 fue declarado culpable de fraude hipotecario por una operación con 24 viviendas que realizó en Houston junto a otro ex baloncestista, Dirk Minniefield. “Algunas veces cuando tienes éxito en la vida, te salen enemigos. Voy a salir adelante de esta situación”, declaró entonces.

De un cariz algo más positivo son las noticias sobre sus dos hijas, Kalabrya y Kyrsle, que tuvo con la también jugadora Lisa Harvey. Las niñas fueron estrellas colegiales de baloncesto y superaron un durísimo accidente de tráfico que puso en serio peligro sus vidas. Al igual que su hermana, Kalabrya pudo incluso volver a las pistas y acaba de ser reclutada en el equipo de Michigan State.

Grant Gondrezick también tuvo un hermano en la NBA, Glen (seis temporadas entre 1977 y 1983 con Knicks y Nuggets). Murió en el 2009, a los 53 años, de un ataque al corazón.

Las hermanas Gondrezick.
Las hermanas Gondrezick.