Sergio Pérez: Un ‘medio griego’ muy útil

Sergio Pérez: Un ‘medio griego’ muy útil

Javier Ortiz Pérez

Debut con Fuenlabrada 2003-04.
Debut con Fuenlabrada 2003-04.

Sergio Pérez, un alero muy práctico y polivalente que sigue ofreciendo baloncesto al filo de los 36 años. Esta última campaña ha estado en el Pornic de la NM2, la cuarta categoría francesa. Su segundo apellido es ‘Anagnostou’, ya que por parte de madre toda su familia es griega. Ese mismo espíritu guerrero de los helenos lo ha llevado a menudo a la cancha.

En total ha jugado cinco temporadas en la actualmente denominada Liga Endesa: una en Fuenlabrada (2003-04), dos en Gran Canaria (2006-07 y 2007-08), una en Zaragoza (2008-09) y la última en Murcia (2011-12). 146 partidos y 3,8 puntos en 11 minutos, casi siempre saliendo del banquillo. En LEB fue más referencia en aspirantes a subir como Ourense, Fuenlabrada o Tenerife.

Según cuenta, empezó a jugar al baloncesto en su colegio de Pozuelo de Alarcón, “en la liga interescolar, entrenados por la hermana mayor de alguien del equipo. A partir de ahí, Estudiantes, Pozuelo otra vez con mis amigos y de ahí el salto al Fuenlabrada de EBA. Después de un gran año me ceden a Ourense, recién descendido de ACB, y con Salva Maldonado, doy salto al profesionalismo”.

De esa primera campaña en la máxima categoría guarda un recuerdo “complicado”. “Alterné buenas actuaciones con otras peores, una operación de menisco... Al final el equipo descendió ganando el último partido de liga al Real Madrid en el Saporta. Fue el año del descenso con 13 victorias y playoff con 16”, lamenta.

Según cuenta, ha vivido “un poco de todo, momentos excepcionales y momentos horribles. Uno siempre intenta quedarse con los buenos, aunque es cierto que los malos te hacen crecer, madurar y pulirte como jugador y persona. He tomado malas decisiones durante mi carrera que parecían buenas en su momento y de las que luego te arrepientes. Pero todo ayuda, nadie nace sabiendo. De todas formas los recuerdos buenos prevalecen. Jugar ULEB, Copa del Rey, dos veranos con la selección española B, mejor triplista de la liga en porcentaje mi último año en Gran Canaria... Si le sumas toda la gente y buenos amigos que tengo ahora gracias a esos años, el recuerdo es aún más grato”.

Buenos años en el Gran Canaria.
Buenos años en el Gran Canaria.

Destaca que siempre ha intentado “ser un jugador completo, que pueda hacer muchas cosas. Pasé de ser anotador en EBA, a ser más especialista en ACB y LEB. He intentado dar aquello que me han pedido los diferentes entrenadores que he tenido, ya sea abriendo el campo, o desatascando el partido desde el banquillo, jugando sin balón, ayudando en el rebote... Últimamente he estado alternando el puesto de ‘3’ y de ‘4’ volviendo a asumir más responsabilidades anotadoras, especialmente este último año en Francia. Tener experiencia no implica necesariamente tener conocimiento, por eso sigo aprendiendo cada día de entrenamiento, puliendo detalles y debilidades de mi juego como el bote, defensa...”.

De la experiencia gala ha terminado muy contento. “Ha sido productivo. Mi familia y yo hemos aprendido otro idioma, hemos conocido otros hábitos, tenemos nuevas amistades. El baloncesto es diferente. Más físico, más juego de uno contra uno. Aún así, mi año ha sido muy bueno y me adapté pronto a este estilo. El equipo además consiguió su objetivo. A pesar de jugar en NM2, como la EBA española, debo decir que hay muchos equipos con buenos presupuestos y hábitos de equipo profesional, teniendo entrenamientos mañana y tarde. La gente vive del baloncesto a este nivel”.

Respecto al futuro, espera terminar de convertirse en arquitecto, “aunque sea en paro”. ”Me falta un año y medio para acabar Arquitectura Superior, más otro año de proyecto de fin de carrera. No me he pasado tantas noches sin dormir, estudiando y haciendo trabajos, para luego no rematar la faena.  Igualmente me gustaría estar vinculado de alguna forma al baloncesto y ayudar a los jóvenes. Es importante hacerles ver que la carrera deportiva se compone de una serie de etapas, baloncestísticas y académicas, que no te puedes saltar. Las prisas no son buenas”.

En el Pornic de la NM2 francesa.
En el Pornic de la NM2 francesa.