Joan Pardina: Un ‘3’ que hay que apuntar

Joan Pardina: Un ‘3’ que hay que apuntar

Javier Ortiz Pérez

Con el Manresa.
Con el Manresa.

Un alero con mucho futuro este Joan Pardina. Disputó cinco partidos en la Liga Endesa con el Manresa entre las temporadas 2012-13 y 2013-14. Si mantiene su progresión, podría regresar a la máxima categoría tarde o temprano. Viene de hacer una buena campaña con el Lucentum Alicante, en la Adecco Plata, con 8,3 puntos y 5,4 rebotes en 26 minutos. Todavía no ha cumplido los 22 años, por lo que no hay que perderle de vista.

Pardina empezó en el baloncesto con siete años, en el JAC Sants, en Barcelona, “después de haber probado el fútbol y el tenis”. “Rápidamente me gustó y se ha vuelto en una de las cosas más importantes de mi vida. El hecho de que mi padre fuera entrenador y mi hermano jugador también me ayudo a meterme en este mundo”, recuerda.

En edad infantil ingresó ya en la cantera del Fútbol Club Barcelona, en la que permaneció como cadete y junior. De la mano sobre todo de Josep Maria Berrocal, dio el salto a un cierto profesionalismo en el Sant Lluis, un ‘Primera’ balear vinculado con el Menorca, con el que conseguiría plaza de ascenso en la temporada 2011-12. Pero la desaparición del club le llevó a Manresa, jugando dos temporadas en su ‘EBA’, el Sabadell Sant Nicolau, echando una mano en los entrenamientos del primer equipo y debutando.

Su equipo en la temporada 2014-15, el Lucentum Alicante.
Su equipo en la temporada 2014-15, el Lucentum Alicante.

Curiosamente, ese estreno se produjo en el Palau Blaugrana ante el Barça. “Fue muy especial para mí. Poderlo hacer allí, un pabellón donde yo como socio del Barça siempre iba a ver todos los partidos, desde bien pequeño, en mi ciudad y delante de mi familia y amigos, fue algo muy bonito y que siempre recordaré”. Eso siempre estará por encima del resultado (un sonrojante 89-47) y del hecho de que, en seis minutos, no lograse anotar.

 “Estar en la élite es una experiencia muy buena, ya que te dedicas a lo que más te gusta. Estás en un sitio donde mucha gente le gustaría estar y eso es una cosa que debes tener presente para no parar de esforzarte y seguir mejorando día a día. Espero que pueda estar muchos años más”, reflexiona.

Para ello, debe, según sus palabras, “mejorar en todas las facetas del juego”. “Como fortalezas creo que tengo buena capacidad para coger rebotes tanto en defensa como en ataque, un buen tiro y que me adapto bastante bien en cada momento a lo que pide el entrenador. Quizás mis debilidades sean el 1x1, el bote y el físico donde aun tengo mucho margen”, añade.

Respecto al mundo laboral y el futuro, Pardina sostiene que “tal como están las cosas ya vemos que no podemos depender del baloncesto, es por eso que lo compagino los estudios desde que empecé. Estoy cursando ADE a distancia en la UOC y cuando finalice la carrera ya decidiré si quiero seguir estudiando o centrarme solo en baloncesto hasta que pueda. Y en un futuro lejano me gustaría trabajar en una empresa relacionada con algo de deporte, y si es baloncesto mejor que mejor”.