José Coego: 16 segundos y mucho Oro

José Coego: 16 segundos y mucho Oro

Javier Ortiz Pérez

Muy joven en Cáceres.
Muy joven en Cáceres.

Uno de los jugadores con más partidos en la historia de la Adecco Oro, José Coego, también puede presumir de que también debutó en la Liga Endesa. Cierto es que fue hace mucho, en septiembre de 1999, y también muy poco tiempo (16 segundos), pero ahí queda el dato para un pívot fuerte y listo que ha rentabilizado sus cualidades en la segunda categoría nacional.

Fue en un Cáceres-Real Madrid. Coego tenía entonces 20 años y había sido fichado para el equipo vinculado de los extremeños, el Alimentos del Casar, que militaba en Liga EBA. “Era el final del tercer cuarto. Estábamos sentados José Antonio Paraíso y yo uno al lado del otro y Luis Casimiro y dijo ‘Jose, sales’. Yo no me di por enterado porque pensé que se refería a él, pero insistió. Salté a pista y me dio tiempo a hacerle una falta a Alberto Herreros. Es un gran recuerdo”, cuenta.

No volvería a disputar ningún partido con el Cáceres, al que sí ayudó mucho en los entrenamientos. Era entonces un jugador anónimo. Su trayectoria había tenido poco vuelo todavía. “Empecé a los diez años, en Burgos, en una escuela de basket que llevaba Javier Masa, hasta que el Maristas se fijó en mí. Luego, siendo junior, fui a Valladolid con el Forum”, apunta.

Desde la temporada 2000-01 a la que acaba de concluir ha estado con una única excepción (un año en Portugal, Madeira 2012-13) en la LEB 2/Adecco Plata o en la LEB-1/LEB Oro, más en esta última. El Ejido, Tarragona, tres distintas etapas en Logroño, Menorca (con un ascenso a ACB incluido), Tenerife, L’Hospitalet, La Laguna, Ourense, Granada… Un constante progreso que le llevó de ser un interior complementario a una referencia. En esta última campaña, en el Cocinas.com de La Rioja, ha promediado 10,4 puntos y 4,9 rebotes en 22 minutos.

Ourense 2010-11.
Ourense 2010-11.

No se le notan los años: en diciembre cumplirá 37 y tiene previsto seguir en las canchas. “Mientras físicamente esté bien, continuaré jugando”, sostiene, mostrándose feliz por su evolución como jugador. “He ido mejorando poco a poco como jugador, teniendo cada vez más recursos y posibilidades. También es cierto que antes en la posición de pívot venían americanos importantes y ahora, con todo esto de la crisis, ya no tanto y los nacionales como yo nos estamos ‘aprovechando’ entre comillas de eso”, añade.

Una cosa que suele extrañar de él es que no haya jugado nunca profesionalmente en Burgos. Son dos caminos que nunca han terminado de cruzarse. “Una vez me hicieron una oferta, pero estaban en LEB-2 y yo en LEB y quería seguir ahí. Luego no ha vuelto a haber ningún contacto en ese sentido, pero no pasa nada”, explica.

Respecto al futuro, cuando termine de jugar proyecta asentarse en Barcelona, una ciudad que le gusta especialmente. “Quiero seguir relacionado con el mundo del deporte y quizás montar algún negocio, a ver si hay suerte y va bien”, apostilla.

Su último equipo, el Cocinas.com de Logroño.
Su último equipo, el Cocinas.com de Logroño.