Tom Tolbert: 46 puntos y un bochorno

Tom Tolbert: 46 puntos y un bochorno

Javier Ortiz Pérez

Defendiendo en el Cajacanarias 88-89 (Foto: Gigantes).
Defendiendo en el Cajacanarias 88-89 (Foto: Gigantes).

Tom Tolbert disputó los únicos 17 partidos de su carrera fuera de la NBA en el Cajacanarias (actual Iberostar Tenerife) en la temporada 88-89. No era especialmente conocido cuando llegó a La Laguna como sustituto de Dan Bingenheimer e hizo unos grandes meses como aurinegro. Sin embargo, su final fue abrupto: en un encuentro frente al Cajaguipúzcoa, tuvo un serio incidente con el árbitro Juan José Neyro, al que intentó incluso agredir. Eso le costó la salida del equipo.

Veamos. Tolbert era el típico rubito californiano que volvía locas a las chicas. Jugó una Final Four con Arizona y entró en la segunda ronda del ‘draft’ por Charlotte Hornets (número 34 de 1988). Sin embargo, tuvo pocas oportunidades en su temporada ‘rookie’ y se vino a Europa, a un Cajacanarias que le esperaba con los brazos abiertos.

Era un jugador fantástico, un ‘4’ abierto con mucha capacidad para anotar bien desde lejos bien en penetraciones o tras rebote ofensivo. Lo demostró de ‘pe’ a ‘pa’, con momentos tan apoteósicos como los 46 puntos que le clavó al Breogán, casi la mitad de los que consiguió su equipo (97). Cuando ocurrió el episodio de San Sebastián promediaba 26,7 puntos y 8,4 rebotes, paliando lo que estaba siendo una gris campaña de la teórica estrella, Kurt Nimphius. Recibió una sanción de 100.000 pesetas y un partido de suspensión. Se negó a pagarla y el club le despidió, entrando en su lugar un jugador similar físicamente y en cuanto a estilo, Alex Stivrins.

Con los Golden State Warriors.
Con los Golden State Warriors.

Un lamentable final que supuso un punto y aparte en su trayectoria. Volvió a la NBA la temporada siguiente, a aquellos Golden State Warriors de Don Nelson que defendían (un poco como hoy en día) la supremacía de los pequeños. Siendo un ‘4’ no especialmente fuerte de 2,05 de estatura, a menudo era situado como ‘5’ por su movilidad. Permaneció tres temporadas en Oakland y una en Orlando Magic, Los Angeles Clippers y Charlotte Hornets, cerrando así el círculo. Promedió 6,5 puntos y 4 rebotes en 18 minutos. Un buen jugador de banquillo.

Se retiró extrañamente joven, con apenas 30 años, coincidiendo con el nacimiento de su hijo mayor. Sus miras estaban puestas en el mundo de la comunicación comentando baloncesto. Empezó en la radio en el área de San Francisco y dio a continuación el salto a la televisión, trabajando para grandes cadenas nacionales como la NBC (nominado a un Emmy), la ESPN y la ABC, con la que llegó a comentar las finales  de la NBA en el 2003 al lado de un mito como Bill Walton. Últimamente ha vuelto a la radio (está en la KNBR) y sigue la actualidad de los Warriors, al parecer con bastante sentido del humor de por medio.

Sin embargo, a Tolbert, que se ha visto obligado a sustituir su melena rubia por una tremenda calva, no parece que le queden ganas de comentar mucho su época en España. Quizás sea consecuencia de aquel pésimo momento con el ya fallecido Neyro. Podéis intentarlo vosotros mismos a través de su cuenta de Twitter, @byronjr23, porque a servidor no le ha hecho nada de caso en sus múltiples intentos.

Imagen actual.
Imagen actual.