Nikola Cvetinovic: Ligamento olvidado

Nikola Cvetinovic: Ligamento olvidado

Javier Ortiz Pérez

CB Valladolid 2013-14.
CB Valladolid 2013-14.

Nikola Cvetinovic se merecía esta última campaña volver a jugar un baloncesto de nivel después de la grave lesión sufrida en la 2013-14 con el CB Valladolid, una rotura de ligamento cruzado anterior que cortó de raíz su estreno en la Liga Endesa. El Unión Financiera Oviedo de la Adecco Oro le fichó en diciembre y ha cumplido bastante bien las expectativas.

Y es que es un buen jugador, seguramente para poder hacerlo decentemente bien en la máxima categoría. En la segunda ha promediado 12 puntos y 3,8 rebotes en 22 minutos, mostrando unos movimientos interiores básicos pero efectivos, sin abusar del triple con un buen 40% y peleando por cualquier balón sin dueño.

Formado en Estados Unidos, primero en un ‘high school’ de Virginia y luego en la pequeña universidad de Akron (sí, la ciudad de LeBron James), se trata de un ‘4’ bastante móvil. Las expectativas eran positivas cuando el equipo vallisoletano le incorporó iniciada la temporada, dentro de ese ‘carrusel’ de entradas y salidas que la caracterizó. Sin embargo, solamente pudo disputar 13 partidos en una vuelta entera: se lesionó ante el mismo equipo ante el que debutó, el Barcelona. En ese lapso promedió 6,5 puntos y 2,2 rebotes en 17 minutos.

“Mi primera defensa fue contra Navarro y Lorbek y Navarro me metió un triple en mi cara”, comenta entre sonrisas sobre su recuerdo del debut. El baloncesto le engancha desde que tenía seis años, cuando vio por televisión cómo la selección yugoslava de Djordjevic, Danilovic, Savic y Bodiroga ganaba el Eurobasket a Lituania en una polémica final. “Fue entonces cuando empecé a jugar en el club de mi ciudad, Loznica”, apunta.

Unión Financiera Oviedo 2014-15.
Unión Financiera Oviedo 2014-15.

“Me gusta jugar para el equipo y soy defensor antes que atacante”, resume sobre su estilo de juego. Su entrenador en Valladolid, Ricard Casas, estuvo en la misma línea cuando se anunció su fichaje: ”Espero que refuerce los aspectos defensivos; esperamos su máxima implicación y su energía positiva. Viene con mucho deseo y es joven, con lo que eso supone”.

A Pucela había llegado tras dos experiencias en la República Checa y en Chipre. Probablemente el momento más feliz de su carrera había llegado en el 2011, cuando se proclamó campeón de la Universiada de Shenzhen (China) con Serbia.

En estos últimos meses ha estado contento en Oviedo: “He demostrado que puedo jugar después de mi lesión”. Y parece un tipo bien formado: “Después del baloncesto me gustaría trabajar en alguna embajada de Serbia, ya que estudié Relaciones Internacionales”.

Veremos cómo discurre su carrera, en qué tipo de liga puede ser realmente útil. Todavía tiene mucho camino por delante, sin haber cumplido los 27 años. Lo más importante es que su ligamento está ya olvidado, ¿verdad?