Eric White: El sustituto del sustituto de Russell

Eric White: El sustituto del sustituto de Russell

Javier Ortiz Pérez

Uno de sus cinco partidos con el Estudiantes (Foto: Gigantes).
Uno de sus cinco partidos con el Estudiantes (Foto: Gigantes).

El Estudiantes tuvo un inicio tormentoso de la temporada 88-89. Eric White se vio envuelto en ello dentro de lo que fue su única experiencia española. Un jugador interesante que hubiese podido triunfar si las circunstancias hubiesen sido otras.

Resultó que David Russell, ‘santo y seña’ estudiantil durante buena parte de la década, se había lesionado en pretemporada, lo que obligaba a fichar a un sustituto temporal de sus mismas características. Fue Albert Irving, que solamente pudo disputar los cuatro primeros partidos de la campaña… porque también se lesionó, en su caso de gravedad.

El nuevo americano fue entonces Eric White, que estuvo cinco encuentros hasta que se recuperó Russell definitivamente. No lo hizo nada mal (11,8 puntos y 7 rebotes de promedio en 25 minutos, eh), pero, como él cuenta, fue una experiencia difícil. “Sabía que iba a estar poco tiempo allí”, lamenta ahora, con el paso del tiempo.

El tipo, desde luego, huele a California: nació en San Francisco, estudió en Pepperdine (donde coincidió con un Antonio Martín que no llegó a ser inscrito por haber sido profesional anteriormente) y debutó en la NBA en la 87-88 con Los Angeles Clippers (17 partidos, más otros 37 que jugaría en la temporada siguiente). Era un muy buen atleta, capaz de correr al contragolpe, ayudar bastante bajo los tableros y, por descontado, dar espectáculo.  Luego no pisó mucho más Europa, si acaso en el Reims francés en 1991. Sí que esperó en la CBA más oportunidades en la NBA que no terminaron de llegar. Ahora vive en California, claro, en una pequeña localidad costera llamada Suisun City, donde es… policía.

Jugando para la Universidad de Pepperdine.
Jugando para la Universidad de Pepperdine.

 “Fue duro adaptarse tan rápido a Madrid, pero estoy contento del tiempo que estuve en el equipo. Eran buenos chicos y jugamos algún partido emocionante, como ante el Real Madrid”, apunta. A nivel personal, asegura que le gustó la experiencia en un país del que reconoce que desconocía muchos aspectos. Resultó todo muy precipitado: su estreno ante el Joventut se produjo el mismo día en el que llegó procedente de Estados Unidos. Y aun así metió 14 puntos, pese al cambio horario y no haber jugado nunca un partido en Europa.

La sombra del hombre al que sustituyó todavía parece rondarle, pero eso no quita para que ambos tuviesen buena relación. “David Russell era un gran jugador. Le recordaba de Saint John’s”, añade. Lo curioso es que Russell nunca jugaría en la NBA. White puede presumir de los 54 que acumuló en los Clippers más uno en Utah Jazz. Nunca llegó a debutar con el equipo que le escogió en el ‘draft’ de 1987, Detroit Pistons (tercera ronda, número 65).

Imagen actual.
Imagen actual.