Tony Brown: En el olvido

Tony Brown: En el olvido

Javier Ortiz Pérez

Jugando de espaldas ante el CAI Zaragoza (Foto: Basket16).
Jugando de espaldas ante el CAI Zaragoza (Foto: Basket16).

Hay jugadores americanos que caen en el olvido más absoluto. Prácticamente nadie se acuerda de ellos allí donde han jugado brevemente, sobre todo si su carrera posterior no ha sido nada del otro jueves y, en la actualidad, tienen un nombre demasiado común como para ser detectado en las redes sociales o simplemente en alguna noticia en un medio local porque entrenan en ‘high school’ o similar. Hoy recupero aquí a Tony Brown, uno de esos ‘fantasmas’ que pasaron de forma fugaz por España y sobre los que no se ha vuelto a saber nada. Al menos yo.

Brown, para el que no lo recuerde (risas enlatadas), disputó un par de partidos en la temporada 87-88 con el extinto CAI Zaragoza.  El primero fue en la jornada inaugural, ante el Cacaolat, consiguiendo 14 puntos y 5 rebotes en 24 minutos. En el segundo, en casa contra el Caja de Ronda, clavó exactamente los mismos puntos y rebotes, añadiendo además 5 tapones.  Los maños ganaron los dos, por cierto.

Su destino estaba escrito casi desde el principio, ya que había firmado un contrato con posibilidad de corte a la espera de que su club culminase una gestión que venía preparando desde hacía semanas: el fichaje ‘de campanillas’ de ‘Piculín’ Ortiz.

Poco se sabía sobre él cuando llegó aquel verano. Medía 2,08, era pívot y, parece, bastante atlético y saltarín, aunque flaco y sin la calidad ofensiva suficiente como para jugar en un ‘grande’ de la liga española. Es curioso que fuese el mismo prototipo de jugador que el otro americano del CAI, Lemone Lampley, aunque este evidentemente gozó de un mayor prestigio.

El currículum de Brown era escaso: jugó en las universidades de California State y Long Beach en su estado natal, entró en el segundo equipo defensivo de la CBA en 1987 con los Flyers Wisconsin y, tras salir de Zaragoza, fue al Lorient francés. Solamente estuvo doce partidos allí con más rebotes (10,4) que puntos (9,2) antes de ser sustituido por Anthony Teachey.

El fichaje de Ortiz precipitó su salida. Había firmado hasta el 1 de diciembre, pero no llegaría a esa fecha en el seno del equipo que dirigía Ranko Zeravika. La de Zaragoza y la de Francia fueron sus dos únicas experiencias europeas, ya que regresó entonces a la CBA, donde estuvo en distintos equipos (Rochester, Quad City…) hasta 1993.

Ahora debe tener justamente 50 años (nació en octubre de 1964). ¿Qué ha sido de él? El 95% de las veces solemos dar la respuesta aquí, pero esta vez no ha podido ser. Quizás sea toda una metáfora que en la única foto que haya podido encontrar de él (ante el Cacaolat) ni siquiera se le vea completamente la cara.