Mohamed Kone: Marfileño… y padre de donostiarra

Mohamed Kone: Marfileño… y padre de donostiarra

Javier Ortiz Pérez

Lagun Aro Gipuzkoa Basket 2010-11.
Lagun Aro Gipuzkoa Basket 2010-11.

Parece que nos echa de menos Mohamed Kone, al que le encantaron sus dos años en España, el primero en el Lagun Aro Gipuzkoa Basket 2010-11 y el segundo en el Lucentum Alicante 2011-12. Se trata de un jugador muy físico, un intimidador de 2,11, que la pasada campaña la ha terminado en el Maurianne de la ProB francesa a bastante buen nivel.

Kone nunca olvidará sobre todo San Sebastián. “Lo mejor que pudo pasarme fue que mi hijo naciese allí hace dos años”, destaca. Dirigiéndole estuvo Pablo Laso, del que asegura que “aprendió mucho de baloncesto”. “Había grandes jugadores en el equipo y cada entrenamiento era como un desafío. La Liga Endesa es la segunda mejor liga del mundo después de la NBA”, añade.

Del Lucentum no tiene un recuerdo tan estupendo. “El tiempo que pasé en Alicante fue bueno y malo al mismo tiempo, si he de decir la verdad. El club tenía muchos problemas para pagar los salarios, pero había grandes tipos en el vestuario, muy competitivos. El entrenador era alguien inteligente como Txus Vidorreta y gente como Kyle Singler y Kaloyan Ivanov tienen mucho talento”, apunta.

En sus dos campañas por aquí apenas se perdió algún partido por lesión, promediando 5 puntos y 3,8 rebotes en 16 minutos en pista. Solo fue titular en 8 de los 69 partidos. “Crecí mucho en España como jugador, es algo que me ha ayudado mucho en mi carrera”, asegura. “En Francia lo he hecho bien en una categoría como la segunda división. Mi vida podría ser mejor, pero quién sabe lo que me espera en el futuro. De momento, estoy bien, disfrutando del presente”, reflexiona. Por descontado que le gustaría volver: “Para mí es la mejor liga y un país magnífico”.

Lucentum 2011-12.
Lucentum 2011-12.

Estamos ya ante un jugador veterano, de 34 años, que ha visto mucho en su carrera. Nacido en Costa de Marfil, en cuya selección ha sido un habitual, acudió a Estados Unidos para intentar abrirse camino en las universidades de Southern Idaho primero y Valparaíso después. Del 2006 al 2009 estuvo en varios equipos en Francia, lo que le facilitó el pasaporte comunitario. Consiguió un buen contrato en Turquía (Erdemirspor) y desde ahí, a su aventura española, después de la cual se ha centrado más bien en el mercado de Medio Oriente, Irán y Jordania.

“(Llego) con mucha energía y me adapto a lo que pida el entrenador. Me considero muy fuerte en el rebote, tanto en defensa como en ataque y puedo ayudar a que el resto de jugadores sean mejores en la pista”, comentó en su presentación en Alicante.

Con la camiseta de su último equipo, el Maurianne francés.
Con la camiseta de su último equipo, el Maurianne francés.