Kevin Rankin: Amante del LinkedIn

Kevin Rankin: Amante del LinkedIn

Javier Ortiz Pérez

En el Andorra 95-96.
En el Andorra 95-96.

Normalmente de esa red social profesional llamada LinkedIn se suele sacar poco provecho en las investigaciones sobre jugadores a los que les hemos perdido la pista tras su retirada. Sí, algunos tienen perfiles, pero, bueno, casi nunca son muy explícitos. Con Kevin Rankin se rompe la norma.

Rankin, que jugó para el Festina Andorra en la primera mitad de la temporada 95-96, aporta muchísima información (antigua y actual) en su página de LinkedIn. Gracias a ella nos enteramos que es “senior underwriter” (algo así como agente de seguros) en el departamento para instituciones financieras del Chubb Group of Insurance Companies, en Chicago. Está especializado en solución de relaciones profesionales, incluyendo protección cibernética, para fondos mutuales de cobertura, hogar y fondos de riesgo.

“Como agente de seguros y en mi carrera previa como deportista profesional, he liderado cada organización a nuevos niveles de exigencia. Entiendo cómo motivar a otros en situaciones fluidas y competitivas donde lo que importa es el valor del trabajo en equipo y de la ejecución de la estrategia para conseguir los objetivos”, escribe. Añade que lleva en Chubb desde 2010, aunque está en el mundo desde los seguros desde el 2007.

Época universitaria en Northwestern.
Época universitaria en Northwestern.

El Alba de Berlín, en 2003, fue el último equipo profesional de un jugador quizás no muy espectacular, pero sí efectivo, de gran presencia en la zona con sus 2,08. Encontró su hábitat natural en Turquía, donde llegó a nacionalizarse, aunque también pasó, además de por Andorra, por Israel, Italia y Alemania.

En el Principado, donde coincidió bajo aros con el gran Jerrod Mustaf, hizo un trabajo decente (10,2 puntos y 6,5 rebotes en 27 minutos), pero que no le valió para continuar en el equipo después de la jornada 22. En su lugar vino un gran generador de estadísticas como era Dyron Nix, bastante menos ‘5’ pero sí más productivo de cara al aro. Es comprensible que luego su pasaporte turco le valiese para hacerse un jugador cotizado y alargar su carrera.

Es llamativo que en el reseñado perfil le dé mucha importancia a su época como jugador, a los valores y habilidades que adquirió entonces: “Demostré éxito en los resultados y en una mentalidad agresiva, de trabajo duro. Comuniqué y cultivé relaciones con una gran variedad de gente. Gané campeonatos nacionales en tres ligas diferentes a través del trabajo en equipo con compañeros de muchas nacionalidades. Manejé una carrera a nivel individual en la que progresivamente fui jugando en equipos cada vez más prestigiosos. Conseguí bonus anuales, tanto a nivel individual como de equipo”.

Una curiosidad que no menciona es que en su época universitaria, en Northwestern, mientars estudiaba Historia, recibió alguno de esos premios que premian la excelencia deportiva y académica al mismo tiempo. Parece un tipo inteligente, desde luego. Al menos en el uso de las redes sociales para difundir tus capacidades laborales…

Una última bobada: no confundir a este Kevin Rankin con un actor del mismo nombre que aparece en series como Breaking Bad, casi siempre haciendo de tío chungo.

Foto de perfil en LinkedIn.
Foto de perfil en LinkedIn.