George Singleton: Dueño de los cielos

George Singleton: Dueño de los cielos

Javier Ortiz Pérez

Taponando con el TDK Manresa (Foto: Gigantes).
Taponando con el TDK Manresa (Foto: Gigantes).

Tremendamente vistoso el juego de George Singleton, con esos ‘muelles’ en las piernas que le hacían acumular tapones, rebotes y mates con una facilidad pasmosa. Era pura fibra. Pero no se quedó ahí: tuvo un buen protagonismo ofensivo en cada uno de los tres equipos españoles en los que estuvo, sobre todo en Manresa, donde fue especialmente querido a lo largo de cuatro temporadas.

Singleton llegó a España siendo un desconocido al Forum Valladolid. Los Lakers le habían escogido en la tercera ronda del ‘draft’ de 1984 (número 69), pero no se quedó en la NBA y nunca jugaría en ella. “Estoy muy satisfecho de lo que hice. Recuerdo que en mi segundo año en la Universidad de Furman escuché los consejos de un ex jugador del TDK, Clyde Mayes, que me habló maravillas del basket en Europa. Me decía que esa era una gran oportunidad para los jugadores que no podíamos entrar en la NBA, porque se ganaba buen dinero y no estabas sometido a tanta presión. Estos consejos, y el hecho de que los Lakers no me garantizaron un contrato, hicieron fácil mi decisión de probar en Europa. A lo largo de estos años he comprobado que lo que me contaba Clyde era cierto, con el único inconveniente de que estás lejos de casa”, contaba en uno de los últimos números de Nuevo Basket, el 204 (marzo de 1991).

Concurso de mates con el Breogán (Foto: Gigantes).
Concurso de mates con el Breogán (Foto: Gigantes).

Dos años buenos en Pucela (20,1 puntos y 7,7 rebotes el primero y 17,7 y 9,2 el segundo) le abrieron las puertas de una liga que por entonces pagaba mejor, la italiana, donde estuvo tres temporadas (Cremona, Forli y Pavía). Regresó a España en 1989 con el Breogán, haciendo lo suyo (20,3 y 8,0), preludio de ese cuatrienio en Manresa que le hizo realmente feliz, aunque su rendimiento, a medida que perdió explosividad física, fue decreciente. Acabó con 251 partidos ACB y 17 puntos, 7,9 rebotes y 2,3 tapones en 36 minutos de media. Una bestia. Hoy en día sigue siendo tercero en ‘gorros’ totales en la historia de la competición, solo superado por Fernando Romay y Fran Vázquez.

Hubo un momento especialmente brillante cuando el 12 de febrero de 1994 consiguió uno de los pocos ‘triples dobles’ de la historia de la liga: le hizo al Taugrés 23 puntos, 12 rebotes y ¡10 tapones! Además, el TDK ganó. Él prefería vivir en Manresa, rechazando Barcelona. “Me considero un chico de pueblo. Me gusta Barcelona y me gustaba Valladolid cuando estaba allí, pero prefiero evitar los problemas de tráfico y las prisas. En Manresa puedo llegar al entrenamiento sin tener que emplear mucho tiempo en el desplazamiento y también cuento con mayor tranquilidad para hacer las cosas”, explicaba.

En todo este tiempo él mismo observó una evolución en su juego: “Cuando llegué apenas podía lanzar desde cuatro o cinco metros y ahora soy algo mejor en el tiro de fuera. Es también importante haber adquirido la suficiente confianza en mí mismo, lo que me ayuda a ser más regular. Tengo motivos para sentirme orgulloso, pues he sido un jugador muy regular y el equipo que me ha fichado siempre ha sabido que en Singleton tenía una garantía. Mantener siempre el mismo nivel de rendimiento ha sido mi objetivo. Puedo decir también que nunca se me ha cambiado a media temporada en ningún equipo”.

Imagen reciente.
Imagen reciente.

Tras jugar unos meses en Grecia, en el Peristeri 94-95, al lado de Lance Berwald (que ya había sido su compañero en el Manresa), se retiró y retomó directamente la gestión de los negocios que ya había iniciado hacía años en Carolina del Sur. Se ve que es un hombre con muchas inquietudes. En Furman estudió Ciencias Políticas y ha completado varios masters de gestión económica y empresarial. No ha dejado tampoco el baloncesto de lado, ejerciendo de entrenador asistente en ‘high school’ y ‘college’. Resulta complicado enumerar las numerosas causas sociales en las que ha estado implicado. Mejor ‘click’ aquí para ver su currículum porque es llamativo al máximo.