Marcos Suka: ‘Jugón’ desenfadado

Marcos Suka: ‘Jugón’ desenfadado

Javier Ortiz Pérez

 Año 2007, en el Caja San Fernando.
Año 2007, en el Caja San Fernando.

Fue una refrescante aparición la de Marcos Suka en la temporada pasada en la Liga Endesa con el CB Valladolid. No, no eran sus primeros encuentros en la máxima categoría (disputó tres con el Caja San Fernando 2006-07), pero sí que esta vez entraba de pleno en una competición en la que no desentonó con su estilo desenfadado y valiente. En esta campaña ha regresado al que quizás sea más su hábitat natural, la Adecco Oro, de la mano del Ourense.

¿Qué le hace bastante especial? Quizás ese estilo de ‘funky man’, de jugador agresivo de cara al aro, muy estilo de ‘jugón’ americano. Y eso que es madrileño. Llama también la atención su aspecto independiente: le gustan las rastas, o llevar el pelo muy ‘a lo afro’. Ese tipo de personajes siempre alegra los partidos.

Penetrando la temporada pasada con el CB Valladolid.
Penetrando la temporada pasada con el CB Valladolid.

Su carrera está marcada por la influencia de su hermano David, un jugador con el que guarda muchas similitudes (por cierto: se retiró la temporada pasada y ha pasó a ser entrenador en el Andújar, de Liga EBA). “Empecé en el colegio Joyfe siguiendo su estela. Gracias a él conocí este maravilloso mundo del baloncesto. Tuve la suerte de empezar con un gran grupo de entrenadores que trabajaban a la perfección la técnica individual y los conceptos del juego. Lo recuerdo con alegría y con agradecimiento porque nadie después de aquellos años ha invertido tanto tiempo en mi formación como jugador”, apunta Marcos.

 Empezó entonces un largo camino aquí y allá, en Primera, LEB Plata (el año que debutó con el Caja fue porque estaba en su vinculado) y Oro: Cazorla, Rioja, La Palma, Vigo… Un gran salto suyo a nivel competitivo fue en Melilla, sensaciones que confirmaría en el Leyma Coruña 2012-13. A su fortaleza defensiva fue añadiendo virtudes. Cada vez era más peligroso en el tiro exterior, lo que combinado con su capacidad para penetrar le convertía en un valor importante.

“Fue una ilusión y un reto competir contra algunos de los mejores jugadores de Europa”, apunta sobre su tiempo en la Liga Endesa, definiéndose como “un jugador completo  que destaco por mi capacidad defensiva, algo que copié de mi hermano. Y después en ataque me considero un generador de juego, asistir al pívot tras un bloqueo directo fintando con la cabeza el pase fuera es una de mis jugadas fetiche”, destaca.

Actualmente, en el Ourense.
Actualmente, en el Ourense.

Ahora asegura estar “encantado” en Ourense. “Me gusta mucho Galicia y las ciudades pequeñas donde el trato es más cercano. Estar en un club con tanta historia, donde han jugado grandísimos jugadores y encima formar parte de una plantilla que tiene espíritu campeón, hace que sea una experiencia fantástica”.

A punto de cumplir los 30, de cara al futuro está formándose en un mundo que le apasiona: el de las terapias naturales. “Junto con mi mujer disfruto de esta pasión y estamos trabajando en un proyecto que empezará a coger forma este mismo verano, en cuanto termine la temporada”.