Tony Massenburg: Doce equipos NBA. Doce

Tony Massenburg: Doce equipos NBA. Doce

Javier Ortiz Pérez

El puñetazo (Foto: Gigantes).
El puñetazo (Foto: Gigantes).

En España tuvimos durante un par de temporadas a uno de los trotamundos por antomasia en la NBA, Tony Massenburg. Realmente un buen jugador de equipo, todo un hallazgo del Unicaja 92-93 que se confirmó en el Barcelona 93-94. A partir de vestir de azulgrana, solo pisaría la NBA, lo que habla bien de la ACB como impulso para su carrera.

Massenburg no era un estilista, pero sí un jugador enormemente fuerte que, pese a sus 2,06, tenía como posición natural el ‘5’. Rara vez, ni en su etapa europea ni en la posterior en su país, se arriesgaba a aventuras tontas lanzando desde más allá de 3 o 4 metros. Era un estupendo defensor, un reboteador de instinto y un tipo muy ‘de equipo’. En definitiva, lo que los americanos llamarían un ‘enforcer’.

Todas esas virtudes le servirían para empatar con Jim Jackson, Joe Smith y Chucky Brown como ‘plusmarquista’ de número de equipos en la NBA: nada menos que doce. El teléfono siempre sonaba porque gente como él siempre hace falta. Y tuvo el ‘regalo extra’ del anillo con los San Antonio Spurs en el 2005. Es fácil imaginárselo de ‘sparring’ de Tim Duncan y David Robinson en los entrenamientos.

Unicaja 1992-93.
Unicaja 1992-93.

Precisamente San Antonio fue su primer y último equipo en la NBA, una curiosa forma de cerrar el círculo porque fueron los Spurs los que le escogieron en la segunda ronda del ‘draft’ de 1990 con el número 43. En Maryland había sido compañero de Len Bias, luciendo especialmente en la temporada senior (18 puntos y 10 rebotes).

En sus dos primeras campañas en la NBA ya tuvo que sentir que las ruedas de su maletas debían estar engrasadas: tuvo cuatro equipos (San Antonio, Charlotte, Boston y Golden State) para totalizar únicamente 53 partidos y muy poquitos minutos. Fue entonces cuando dio el salto a Europa, primero en el Reggio Emilia (cuatro partidos) y luego en el Unicaja. “Málaga es un poco una ciudad-resort, justo en la costa. Me dieron muchos balones. Comíamos siempre en Mama Luigi’s y el dueño siempre nos alimentaba hasta que la cara se nos ponía azul”, comentó en un reportaje publicado por Sports Illustrated.

15 puntos y 9,9 rebotes le abrieron las puertas de un Barcelona en transición, con el que al menos ganó la Copa del Rey de 1994. Eso sí, él no pudo contribuir mucho en la final: celebérrimo fue su puñetazo a Ramón Rivas cuando todavía no se había llegado al segundo minuto de partido como respuesta a un empujón del puertorriqueño. Dos tipos duros, desde luego. Massenburg acreditó 15,4 y 8,6 en liga y se marchó para no volver. Una pena.  “Barcelona es como la Nueva York de España. Un montón de sitios para comprar, restaurantes, arquitectura…”, apunta.

Con los Grizzlies.
Con los Grizzlies.

Empezó entonces su locura de ocho franquicias en diez años, con un papel bastante más robusto que el que había tenido en su etapa anterior. En la campaña de su regreso fue 50 veces titular (de 80 partidos) con los Clippers, que le pusieron en pista 26,6 minutos. 11,2 puntos con los Vancouver Grizzlies 98-99 y 6,5 rebotes con los New Jersey Nets 96-97 fueron sus topes en esta década que también incluyó paradas en Toronto, Philadelphia, Houston, Memphis (Andrés Montes le puso ‘Mazas’ de apodo), Utah, Sacramento y el reseñado regreso a San Antonio. El título del 2005 cerraba 683 partidos (6,2 puntos y 4,3 rebotes en 18 minutos), porque ese verano tendría un accidente de tráfico que le dañó el tobillo. Cuando intentó regresar dos años después, los Washington Wizards le descartaron y acabó jugando en los Capitanes de Arecibo, Puerto Rico, donde, pese a sus 41 años, aún le dio para promediar 14,7 puntos y 9,7 rebotes.

¿Qué ha pasado desde entonces? Sobre todo ha estado metido en el mundo de la hostelería en el estado de Maryland, porque por lo que parece es un gran aficionado a la cocina. Primero abrió un restaurante llamado ‘Tony and James’ que traspasó poco después. Luego, la aventura fue ’44 Sports Bar’, en el que hubo dificultades financieras y que tuvo que cerrar. También es analista de los partidos de los equipos universitarios de la zona para medios locales.

Imagen reciente.
Imagen reciente.