JD Sanders: ‘Banquillero’ en Baskonia… y asesor juvenil

JD Sanders: ‘Banquillero’ en Baskonia… y asesor juvenil

Javier Ortiz Pérez

Festejando una victoria.
Festejando una victoria.

JD Sanders. Por lo que se ve, uno de estos americanos que únicamente pudieron tener cabida en su momento en la liga española gracias a que poseían el pasaporte comunitario. En su caso, el sueco. Y aún así, su aportación fue bajísima como relevo temporal en el Tau de la temporada 88-89: 15 puntos y 11 rebotes en total en los 11 partidos que disputó (71 minutos). Por lo que se intuye, Sergio Scariolo le tenía más bien para los entrenamientos.

Sanders tiene una trayectoria deportiva nada llamativa, pero se intuye en él un buen personaje a nivel humano. Nacido en Nueva York, estuvo en dos universidades distintas de escaso nombre (Nebraska Western Junior College y Texas Tech) antes de dar el salto a una Europa en la que ya permanecería.

Como americano fue alineado en ligas de poco prestigio como la holandesa, la sueca y la belga. Cuando consiguió la nacionalidad en Suecia ya pudo entrar en el ‘radar’ de equipos como el Baskonia, siempre muy informados de ese mercado y que entonces, a finales de 1998, le necesitaba como recambio del indescriptible Serge Zwikker. Con el resultado ya mencionado, claro.

En acción.
En acción.

Luego volvería a Suecia y tendría pequeñas aventuras en Israel e incluso Italia. Y no solo eso: una segunda oportunidad en España, en la LEB Oro 2002-03, con el Rosalía de Castro. Fue el sustituto de Gustavo Alonso para los ‘playoffs’ de permanencia contra el Drac Inca, que venció con cierta holgura (3-1). Los premios de Sanders, como es fácil imaginar, no fueron la bomba (4,5 puntos y 1,3 rebotes en 15 minutos). Acabó su carrera en el Sondertalje de su nuevo país. En ese mismo equipo arrancó su carrera de entrenador.

Más arriba apunté que se intuye un buen personaje a nivel humano porque lo que escribió en tercera persona sobre sí mismo en una página web que creó para promocionarse. Allá va: “JD Sanders fue baloncestista profesional durante 16 años. Jugó a nivel nacional e internacional y ganó muchos títulos (…). Creció en una zona realmente dura, donde muchas cosas pueden dañarte como persona. Conseguir una educación en la vida fue un buen modo de salir de esas circunstancias y sobrevivir. Fue afortunado de tener un guía que le ayudó a superar los obstáculos (…). Desde que él fue ayudado en la vida, siente la necesidad de devolverlo a la juventud de hoy.

Actualmente, JD trabaja como consejero y profesor de deportes en una escuela internacional de Estocolmo y da charlas a los jóvenes en su tiempo libre. Durante su carrera, ha conocido a muchos jóvenes con sentimientos de de depresión, baja autoestima y rabia, por no mencionar el miedo y las carencias (…). Ver un cambio positivo en ellos cada día es algo que le motiva. Es motivación le inspira a conducirles en la dirección correcta.

Como entrenador.
Como entrenador.

Mucha gente necesita una oportunidad de ver y descubrir lo bueno en ellos mismos. Todos los días, JD habla con gente joven y sus familias, les escucha y les da consejo. También habla a los jóvenes sobre el racismo, sobre cómo ser joven en la sociedad de hoy, sobre la inspiración y sobre cómo conseguir los objetivos y el éxito. (…). Lo más importante es elaborar para ellos un plan correcto.

El objetivo con sus charlas es conocer a gente diferente y tener la oportunidad de guiarles y ayudarles a crecer para tomar buenas decisiones en la vida. Intenta crear una atmósfera positiva donde los jóvenes se inspiren y eleven, y aprendan cómo encontrar el camino hacia sus sueños. También organiza campus de baloncesto y talleres”.

Por supuesto, si queréis contar con sus servicios, aquí tenéis su mail: jdsanderssweden@hotmail.com