Pablo Almazán: Tradición y versatilidad

Pablo Almazán: Tradición y versatilidad

Javier Ortiz Pérez

Defendiendo con el Unicaja.
Defendiendo con el Unicaja.

A Pablo Almazán el basket le viene de familia: su tío jugaba en el Oximesa de Granada, en la época de Antonio Rodríguez Franco y Carlos Cabezas. Su propio padre también hizo sus pinitos. Y sus dos hermanos también hicieron el mismo recorrido que él: desde su Granada natal a Málaga para progresar en las categorías inferiores del Unicaja.

Pablo y Eloy siguen jugando, uno en el Planasa Navarra y otro en el Melilla, donde el mayor ha cumplido su cuarta temporada. El hermano mediano, Tito, escogió sin embargo otro camino bien distinto, aunque también le iban las canastas: el de la interpretación. Ha tenido un papel en ‘Arrayán’, una serie de gran popularidad de Canal Sur Andalucía, y ha protagonizado alguna campaña publicitaria.

“Siempre he visto baloncesto en casa, a todos los niveles”, cuenta Pablo, un alero versátil que puede actuar también por dentro, muy agresivo de cara al aro. Tras varias cesiones en categorías menores (Plasencia, Jerez) y ser un habitual en las categorías inferiores de la selección (bronce en los Europeos sub-16 de 2005 y sub-20 de 2009), jugó 15 encuentros en la Liga Endesa con el Unicaja en la temporada 2010-11 y 31 en el CAI Zaragoza de la 2011-12. El papel que adoptó fue claramente complementario, con 1,4 puntos y 1,1 rebotes de media en 9 minutos. Su capítulo en la máxima categoría podría reabrirse en un futuro cercano, ya que está en los 26 años todavía y tiene margen para progresar.

Penetrando a canasta con el CAI.
Penetrando a canasta con el CAI.

Vivió uno de los días más felices de su vida en el estreno en Málaga, un derbi ante el Cajasol resuelto con triunfo (82-76). “Fue Aíto García Reneses quien me dio la oportunidad. Un recuerdo agradable, aunque estaba bastante nervioso. El entrenador me dio la confianza para que intentase estar tranquilo. Además, se ganó el partido”, cuenta.

Después de salir de Zaragoza, ha adoptado la Adecco Oro como lugar perfecto para desarrollarse. Leyma Coruña, Breogán Lugo y en esta campaña el Planasa Navarra han sido los clubs que le han acogido. En Pamplona afirma estar “muy bien”, tanto a nivel personal como del equipo. “La dinámica que tenemos es genial. Hay buen rollo y buen ambiente”, destaca. Está siendo sin duda su mejor temporada, rondando los 13 puntos y 5 rebotes y siendo uno de los nacionales más valorados de la liga.

Pablo Almazán se define, sobre todo, como “polivalente”. “Hago lo que necesita el equipo, tanto en defensa como en ataque. Puedo hacer de ‘3’ y de ‘4’ con solvencia. Aunque está claro que no soy completo porque un deportista siempre está en continuo crecimiento”, analiza.

Imagen oficial con el Planasa Navarra.
Imagen oficial con el Planasa Navarra.

¿Y en el futuro? ¿Qué le espera el lejano día en el que cuelgue las botas? “Me gustaría seguir relacionado con el deporte. Quiero hacer cursos de dietética, alimentación y demás, que es lo que me llama la atención, pero orientado al deporte. Si es con el baloncesto, mejor”, responde.