Carlos Yates: Tiroteado

Carlos Yates: Tiroteado
En George Mason.

Javier Ortiz Pérez

En nuestro repaso a jugadores de la liga ya desaparecidos, lo que convierte en un caso especial a Carlos Yates es que su muerte se produjo de un modo terriblemente violento: tiroteado en plena calle. Lo más habitual con diferencia es que los fallecimientos hayan sido o bien tras enfermedades más o menos fulminantes o como consecuencia de accidentes de tráfico.

Con Yates, ni una cosa ni la otra. El 13 de agosto de 1989 fue encontrado muerto en las cercanías del Robert F. Kennedy Stadium, en Washington DC, con varios balazos en su cuerpo. Solamente cuatro años antes había vestido la camiseta amarilla del Licor 43 de Santa Coloma de Gramanet durante un puñado de partidos, cinco, en los que promedió 18,4 puntos.

Con su 1,98 fue un jugador muy importante en su universidad, George Mason, en la que se mantiene como el máximo anotador en su historia. No entró en la NBA, pero sí en el cuarto puesto del ‘draft’ de la CBA de 1985. “Un alero tirador, rápido, pero de escasa calidad”, escribió sobre él Jordi Román en el coleccionable de ‘Gigantes del Basket’ sobre los extranjeros de los primeros años de la ACB.

Entró por Marcellous Starks en diciembre de la temporada 85-86 y las crónicas le destacaron en su segundo partido, cuando su equipo, metido en problemas clasificatorios, superó al Clesa Ferrol (90-81) y él alcanzó los 27 puntos, la que sería su mejor anotación en España. Sin embargo, poco después cedió su puesto a Leonard Allen, estimando el club que se necesitaba un pívot. No fue una buena decisión a la larga y se consumó un sorprendente descenso.

Los datos sobre su vida se vuelven difusos a partir de entonces. No volvió a jugar en España, eso está claro. El relato que un periódico norteamericano sobre su muerte en una pequeña reseña resulta desconcertante: según la policía, recibió “de seis a ocho disparos” en la parte superior de su cuerpo mientras que conducía su motocicleta. Fueron encontrados casquillos de 16,9 milímetros en la escena del crimen. En otra noticia se cuenta que no había sospechosos, aunque sí se estaba investigando la posible relación de lo sucedido con el tráfico de drogas por la similitud con otros casos. Además, Yates había sido detenido unos meses antes en el estado de Maryland por distribuir cocaína. El juicio estaba pendiente.

En el Washington Post se habla un poco más sobre él: “Era un jugador tremendo”, comentaba Juan Jones, un ex rival. “Todo el mundo pensaba que iba a ir a la NBA. Tenía gran habilidad atlética y talento”, añadía.