Corsley Edwards: ‘Perro grande’

Corsley Edwards: ‘Perro grande’
En el Cedevita.

Javier Ortiz Pérez

No tuvo mucha suerte en ninguna de sus dos etapas en Granada Corsley Edwards. En la primera, en la temporada 2005-06, fue ‘cortado’ por un problema de salud, mientras que en la segunda, en la 2007-08, se decidió no prolongarle el contrato temporal que había firmado. Estamos ante un jugador duro, honesto, con fama de profesional. Una presencia poderosa en la zona, no tanto por sus 2,06 sino por su corpulencia. En algunos ‘profiles’ se indica que pesaba 125 kilos, pero a juzgar por las fotos parece que incluso un poco más.

‘Big dog’, surgido de las peligrosas calles de Baltimore (bueno, eso es lo que parece por ‘The Wire’) era efectivamente un ‘5’ que cumplió en casi todos los sitios por donde pasó en su carrera. Y fueron unos pocos: Italia, Turquía, Puerto Rico, Emiratos Árabes, China, Egipto, Croacia, Polonia, Bosnia y Líbano, además de la CBA, la USBL, la D-League y diez partidos en la NBA con los New Orleans Hornets 2004-05 (2,7 puntos y 2,5 rebotes en 11 minutos de promedio). El año pasado jugó su último partido como profesional en el Istambul Tecnik Universitesi turco. Parece que fue aquel el país donde más predicamento tuvo (también pasó por Fenerbahce y Banvit).

En 2005 ganó la CBA con Sioux Falls y fue el ‘MVP’ de los ‘playoffs’. Después llegó su primera incursión en la ciudad de La Alhambra, que se saldó con 9,6 puntos y 3,1 rebotes después de solo seis encuentros, mientras que en la segunda se quedó en 6,5 y 3,1. Aquella 2007-08 la continuó en la LEB Oro, en el Rosalía de Castro (11,1 y 4,2), aunque tampoco la concluyó. Llama la atención el bajo número de rebotes que tuvo en las estas tres actuaciones siendo como era una de sus especialidades.

“El tipo que pasé en España fue excelente. Me encantó Granada y los aficionados me hicieron sentir como si fuese una súper estrella. Tuve un problema en los pulmones y eso me impidió terminar la primera etapa. Sentía que podía ‘destrozar la liga’ porque estaba jugando realmente bien”, apunta.

Ahora trabaja para los Denver Nuggets en el departamento de desarrollo de jugadores. “Me gusta estar alrededor del baloncesto todavía y poder enseñar alguna de las cosas que aprendí cuando era jugador y estaba en mi mejor momento”, apostilla.