Roberto Torres: Salamanca, Alcalá, Murcia… y Mallorca

Roberto Torres: Salamanca, Alcalá, Murcia… y Mallorca
Juventud Alcalá 92-93.

Javier Ortiz Pérez

Roberto Torres jugó solamente un partido en la máxima categoría, 29 segundos con el Murcia frente al Valvi Girona en la 95-96. Que sea este alero salmantino de 2,01 quien nos cuente su época en el baloncesto y qué hace actualmente.

“Empecé como todo el mundo jugando en mi ciudad, Salamanca, aunque bastante tarde, a los 14 años más o menos, y jugué muy poco allí, ya que con 16 años me fui a Alcalá de Henares, donde jugaba y entrenaba el CajaMadrid de la entonces se llamaba Primera A. Vamos, la LEB Oro de ahora.

Allí jugué en juveniles, junior (compaginado con una liga sub-21 en la que estaban equipos como León, Tau y alguno más de ACB). También en Primera y el primer año de creación de la EBA también estuve en Alcalá. Esto fue desde 1989 a 1995.

De aquí me fui a Murcia, donde, después de que me viesen en los torneos de verano de Alcoy y Fuenlabrada, estuve una temporada (95-96), compaginando entrenamientos con el equipo de ACB. Iba convocado a los partidos de casa casi siempre, y a algunos más si no coincidían con los de su filial, el Balneario de Archena.

Tras esta temporada acabé en Ponferrada, en EBA, en un equipo modesto pero con muy buenos jugadores con el que nos plantamos jugando un ‘playoff’ con Menorca tras eliminar al que según todos era el mejor equipo de la conferencia Norte, el CIES Vigo. Volví a Murcia en la 97-98, de donde no me moví más y donde terminaron mis días de basket después de no recuerdo bien si dos o tres temporadas más. Me lesioné la espalda.

Tengo recuerdos muy buenos y otros no tanto, como por ejemplo la última temporada no solo por la lesión, sino porque no acabo bien con problemas con el club, el Archena, con juicios de por medio y muy mal ambiente. Todo esto unido al ya mal trago de tener que dejar de jugar…

Me quedo con tres momentos un poco más especiales. El primero de muchos buenos fue el ‘playoff’ de la liga junior de Madrid en el que con el Juventud Alcalá eliminamos al mejor equipo de España, el Estudiantes (Alejandro Escudero, Cesar Rioja, Gonzalo Martínez entre otros).

Este es otro muy buen recuerdo: el campeonato de España junior de La Coruña. A punto estuvimos de pasar a semifinales perdiendo contra Unicaja de un punto en el último segundo. La verdad es que fue una experiencia increíble jugar a ese nivel con los mejores equipos de España, Tau, Bar¢a, Unicaja, Granollers, Real Madrid… Esto fue creo que en el año 92.

Otro momento especial fueron los ‘playoff’ de ascenso con el Juventud Alcalá, en el que después de una eliminatoria muy intensa con Canarias conseguimos eliminarlos y jugarnos el ascenso con Bilbao, que nos ganó en el quinto partido. Fue una experiencia impresionante, ya que yo con 21 años no había jugado mucho en la temporada (estaba complicado con la plantilla que teníamos: Miguel Ángel Pou, Miquel Cuadra, Félix de la Fuente, Jerome Mincy, Luis Barroso, Raúl Capablo, Braulio Arias...), pero la verdad es que en todos los partidos tuve bastantes minutos y además muy importantes. Baloncesto en tensión en estado puro.

Tras la lesión y retirarme, estuve trabajando en Murcia en una tienda de deportes (Sprinter) del año 2000 al 2003, hasta que me mude a vivir a Mallorca, donde resido actualmente. Estuve en Decathlon desde finales del 2003 hasta principios de enero del 2008. Cambié el deporte por el bricolaje y empecé en Leroy Merlín, que es donde sigo. Estoy casado desde hace algo más de cuatro años y tengo dos niños, uno de tres años y el mayor de ocho, que de momento juega al basket en un equipo del pueblo donde vivimos, el Viubàsquet Bunyola”.