Martí Serra: Estreno ante los suyos

Martí Serra: Estreno ante los suyos
El día de su debut ante Fuenlabrada (Foto: Diari de Girona).

Javier Ortiz Pérez

Martí Serra logró debutar con el equipo de su ciudad, Girona, en la temporada 2007-08. Fue en la última temporada del club en la Liga Endesa, lo que no deja de tener un componente especial. A saber cuántos años tardará en tener otra vez esa gran capital baloncestística un equipo en lo más alto.

Serra lo recuerda todo con mucha ilusión. “Tengo muy buenos recuerdos de esta etapa, me la tomé como un premio y una experiencia muy grande. Muchos son los recuerdos, des del primer dia de entrenamiento donde compartí vestuario con todos los jugadores que animaba todos los domingos en Fontajau hasta el momento donde Pedro Martínez le pide a Víctor Sada que haga una falta para detener el reloj para que pudiera salir a la cancha”, cuenta.

Aquello ocurrió el 9 de mayo del 2008. El choque ante el Fuenlabrada estaba resuelto a favor (85-69 fue el resultado final) y nuestro hombre permaneció en pista algo más de un minuto, intentando anotar en una ocasión, aunque sin éxito. “Lo que más me queda de aquel momento es ver toda la gente de mi ciudad, Girona, animándome al entrar en la cancha”, agrega. Aquella campaña también jugó el Circuito Sub-20.

El chico, que empezó en los Maristas, tenía entonces 18 años y todavía sigue jugando, en el Quart del grupo C de la Liga EBA, después de unos años en los que llegó a estar en el Girona de LEB Bronce, y en el Sant Josep de Primera. Como se puede ver, una larga de historia de amor con la capital gerundense.

Que nos hable un poco de él. “Me defino como un trabajador al que le gusta defender y en ataque ayudar al máximo des de la línea de tres puntos”, cuenta. En la época en la que debutó era más delgado, “con buenas piernas, y trabajaba mucho en defensa”. Su mayor virtud era ya entonces el triple.

El baloncesto no le ha impedido sacarse una carrera. “Soy graduado en CAFE (Ciencias actividad fisica y deporte) y acabo de empezar el master de profesorado. También soy entrenador, preparador físico y coordinador de la Escuela de Baloncesto Girona (CEBG)”, relata.