Roberto Carnero: Sueño en el Olimpic

Roberto Carnero: Sueño en el Olimpic
Ourense 93-94.

Javier Ortiz Pérez

Roberto Carnero cumplió el sueño de todo chaval que juega al baloncesto: debutar en la máxima categoría con el equipo de su ciudad. Lo hizo en el Coren Ourense de la temporada 93-94, rodeado además de algunas leyendas como Andre Turner o Chandler Thompson. Una experiencia que obviamente no olvidará nunca.

Con la ayuda de Javier Figueiredo le hemos encontrado para que nos cuente un poco qué le quedó de aquello y cómo le va actualmente. “El recuerdo principal es el de la pasión por el juego, el compartir jornadas de entrenamientos, partidos y viajes con compañeros de los cuales guardo un recuerdo inolvidable”, afirma. Sigue siendo un apasionado del deporte de la canasta.

“El recuerdo es aún más grande al estar en un equipo de ACB con tan solo 17 años, jugar con gente como Andre Turner, Juan Aisa, Javi Pérez, Carlos Rodríguez…”, añade. Su estreno fue ante el Joventut en Badalona en el Palau Olimpic, dos minutos. El equipo perdió con claridad (90-70), pero para él siempre quedará como algo “maravilloso y muy especial teniendo de rivales a Jofresa y a Corrales en el puesto de base”. Unos meses después, los verdinegros se proclamarían campeones de Europa.

Sobre qué tipo de jugador era, considera que “es difícil definirse uno a uno mismo”, pero afirma que “en mi etapa en ACB con el Coren Orense era un base con buen tiro y visión de juego” y que más adelante se convirtió en “un escolta anotador”. Está en el 1,83 de estatura, por cierto. Como curiosidad, la Guía ACB 93-94 le definía así: “Se trata de un base pequeño y muy rápido. En las categorías inferiores ha demostrado ser buen penetrador, buen botador y buen driblador. No tira mal desde la larga distancia, aunque no usa especialmente su lanzamiento. Lo que debe mejorar más es su aportación en defensa”.

Posteriormente, después de aquellos dos partidos (el otro fue ante el Estudiantes en los ‘playoffs’ por el título), no volvería a tener más ocasiones en la élite. Siguió jugando en categorías modestas como la Primera y la Segunda división gallegas y también en la EBA, en equipos de la zona. Su otro ‘momento de gloria’ aparte del debut llegó en 1995, cuando venció en el concurso de triples de la Liga de Verano de Alcoi, en la que participó por el Coren Ourense.

Actualmente es funcionario en el Ayuntamiento de Ourense y “cómo no, un gran aficionado a ver mucho baloncesto que espera que la ACB vuelva a mi ciudad para que mis hijas disfruten de este gran deporte llamado BALONCESTO”.