José López Valera: Sin el oro mundial junior

José López Valera: Sin el oro mundial junior
Verano de 1998, campeón de Europa (Foto: Gigantes)

Javier Ortiz Pérez

José López Valera vivió uno de esos reversos del destino tan molestos cuando lo que sale en la moneda es cruz: una rotura en el tendón de Aquiles le impidió jugar el Mundial junior de 1999, en el que sus compañeros de generación se proclamaron campeones. Y, desde entonces, casi todo en su carrera estuvo marcado por los problemas físicos, que le impidieron desarrollar toda la calidad que, según sus entrenadores de la época, tenía.

Era aquel tiempo en el que López Valera era la gran joya de la cantera blanca, un 2,06 de brazos larguísimos que podía jugar tranquilamente de alero y también hacer mucho daño como pívot. Clase no le faltaba. Habitual en las selecciones inferiores, en su vitrina sí están los oros del Europeo de Varna en 1998 y el del prestigioso Torneo de Mannheim, algo así como un Mundial oficioso.

Una curiosidad sobre aquellos años: en Marca contó en 2006 que incluso Pau Gasol fue llamado en su lugar porque él se negó a asistir a una convocatoria para el Preeuropeo junior porque creyó que necesitaba descanso tras llegar del Campeonato de Europa cadete.

Pese al disgusto de quedarse fuera de Lisboa-99 posteriormente, su carrera seguía viento en popa. Había encontrado en la LEB un buen sitio donde tener minutos (Murcia y Sondeos Coruña), lo que le abrió las puertas de la ACB en la 2001-02 con el Gijón. Desde allí pasó a Alicante, pero las lesiones reaparecieron, dejándole con muy pocos minutos en cancha en las dos siguientes temporadas.

Esa pelea contra la enfermería ya no tuvo fin, con pruebas aquí y allá e incluso un contrato temporal en Estudiantes en la 2006-07. Solamente en León, de nuevo en LEB, dispuso de cierta continuidad, pero se rompió la rodilla cuando mejor lo estaba haciendo. Pareció volver a disfrutar del baloncesto en EBA, primero en Majadahonda 2008-09 (15,3 puntos y 7,7 rebotes) y luego en Santa Pola 2009-10 (13,3+6,8).

La pasada temporada jugó, a los 32 años y afincado en la zona de Alicante. Lo hizo con el Lucentum en Primera Nacional después de tres años de inactividad, aunque con la vista más puesta en su trabajo como asesor fiscal (había estudiado Empresariales). En La Verdad le hicieron una entrevista en marzo y, cuando le preguntan por Pau Gasol, Navarro y compañía, responde: “fue una gran época y la recuerdo con mucha alegría. También con un poco de pena, porque ellos han llegado arriba y yo no pude. Pero ya no me quitan que jugué con ellos y que fui campeón de Europa. Cuando voy a casa miro con alegría la medalla”.