Albert Burditt: Músculo en amarillo

Albert Burditt: Músculo en amarillo
En el Gran Canaria.

Javier Ortiz Pérez

Casi cuatro años consecutivos siendo pívot titular del Gran Canaria dan para que te quiera mucha gente en Las Palmas de Gran Canaria. Albert Burditt solamente conoció el uniforme amarillo en la actual Liga Endesa y siempre lo defendió con una contundencia brutal. Era su mejor característica: un físico tremendo que se imponía ahí abajo, donde no reparten precisamente caramelos.

Burditt fue el clásico fichaje que se sacan de la manga en ese club y de repente todo el mundo se da cuenta que estaba escondido un jugadorazo. Se intuye en él un tipo con mucho cariño a Texas: nació en Austin y estudió en la universidad de Texas. Tras los cuatro años de rigor, pasó a jugar en la CBA y desde allí, a finales de 1995, al Bilbao Patronato, en Liga EBA.

Sí, en el ‘Botxo’ empezó a dejar muestras de su potencia durante unos meses, pero había que apostar por él y Manolo Hussein, entonces técnico grancanario, lo hizo, encontrándose así a un interior que se compenetró a la perfección con John Morton y Shaun Vandiver. Formaron durante mucho tiempo uno de los tríos más compactos de la competición porque cada uno tenía delimitado su papel.

No era muy alto (2,03), pero sí muy fibroso, pudiendo intercambiar las posiciones de ‘4’ y de ‘5’ con mucha facilidad. Y lo mejor de todo es que no necesitaba balones para lucir. Muchas veces anotaba después de rebote ofensivo, siempre atento. La actividad era lo que más le distinguía.

El romance con la isla, pese a todo, no acabó bien. Mediada la cuarta temporada de Burditt en el club, la 97-98, fue sustituido por Torraye Braggs. En total fueron 119 encuentros con 11,5 puntos y 8,7 rebotes de promedio con una presencia muy constante en la pista (33 minutos).

En Italia buscó un nuevo hogar sin que lograse la regularidad perdida. Tendría un tercer equipo español tras Bilbao y Gran Canaria en LEB-2 con el Caja Rioja. Era la 2005-06 y con 33-34 años lo hizo decentemente (10,9 puntos y 7,5 rebotes). Resultó curioso que en aquella campaña se tirase 21 triples (metiendo 6) cuando en los cuatro años de Las Palmas había lanzado en total diez (no acertó en ninguno). Hasta los más silvestres se aburguesan un poco con el tiempo, ¿no? México, Bolivia y Uruguay fueron sus últimas paradas hasta el año de su retirada, el 2009.

Precisamente en aquel año se recibieron noticias preocupantes, prácticamente las únicas que se han tenido de él. Estados Unidos es un país serio para controlar las pensiones de divorcio y él fue arrestado acusado de deberle casi 200.000 dólares a su ex mujer por la manutención de sus dos hijos. Llevaba diez años sin pagarla. Incluso acabó entre rejas, expuesto a una pena de dos años de prisión.