Dani Muñoz: 2:55, ‘pachangas’ y webs

Dani Muñoz: 2:55, ‘pachangas’ y webs
En acción en la cantera del Madrid.

Javier Ortiz Pérez

Hoy tenemos con nosotros las reflexiones autobiográficas de Dani Muñoz, que debutó en la liga con el Real Madrid en la temporada 2004-05. Fueron 2:55 imborrables frente al Lleida.

“Tengo un gran recuerdo del baloncesto a pesar de que tomará la difícil decisión de dejar de jugar al máximo nivel con apenas 20 años. Pero sin duda disfruté al máximo de todos y cada uno de los momentos. Mi etapa como jugador de cantera en el Madrid y las selecciones madrileñas, las experiencias con las selecciones españolas inferiores como los dos años que disfrute con la primera plantilla del Madrid son recuerdos imborrables en mi memoria. Especialmente recuerdo con emoción y cierta nostalgia los cinco campeonatos de España (dos con el Madrid y tres con la selección autonómica) y mi debut con el Madrid en liga contra el Lleida y mi debut en Euroliga con el Barca, ambos con 17 años y siendo el primer año de Maljkovic en el que el Madrid acabó ganando la ACB con el famoso triple de Herreros. Pero aun así creo que lo que más echo de menos son las anécdotas del día a día en los entrenos y viajes con los compañeros. El mundo del baloncesto es increíble y creo que todos los principios que hoy en día aplico en mi día a día los he aprendido gracias a mi familia, por supuesto, pero en gran parte gracias a la familia del baloncesto. Muchos son los entrenadores y compañeros que podría nombrar.

Como jugador (o ex jugador, ya que ahora solo le doy a las pachangas) me consideraba un buen defensor, muy duro físicamente y con buena cabeza. Jugaba de base y me gustaba mucho buscar el ritmo de partido adecuado y dirigir al equipo eligiendo bien las jugadas. También era buen tirador de tres y buen pasador. En resumen, no era especialmente talentoso en nada pero sí un jugador completo y de equipo, era de los que prefería dar una asistencia a un compañero y así estábamos contentos ambos.

Actualmente mi vida ha cambiado mucho. Hace ya varios años que no gira en torno al baloncesto, aunque lo sigo como siempre y voy al Palacio cuando puedo. Me licencié en Publicidad y Relaciones Públicas en la Complutense y me dedico a la publicidad ‘on line’. Trabajo en Pozuelo en Adconion Media Group como ‘product manager’ de páginas web. Es decir, tengo la suerte de poder decir que trabajo en aquello en lo que he estudiado y me encanta. Llevo ya cuatro años y cada día hay algo nuevo que aprender por lo que te hace estar concentrado al máximo, al igual que hacía como cuando era jugador. Sigo creyendo que la concentración y la motivación junto con el esfuerzo diario son las claves para alcanzar mis objetivos, ahora ya 100% enfocados en el mundo laboral.

Al final se trata de lo mismo: tratar de hacerlo cada día que pasa un poco mejor que el anterior y tener siempre presente que hay que vivir el día a día como si fuera el último y sin pensar demasiado en el ayer”.