Tre Simmons: Futuro ganador en el ‘GranCa’

Tre Simmons: Futuro ganador en el ‘GranCa’
En el Nymburg checo, la última temporada.

Javier Ortiz Pérez

Chester ‘Tre’ Simmons disputó únicamente los siete primeros partidos de la temporada 2006-07 con el Gran Canaria. Era un contrato temporal que no se prorrogó porque el club apostó por un jugador más experimentado en España como era Jimmie Hunter en su lugar. Además, el entonces emergente Roberto Guerra también absorbía mucho protagonismo como ‘2’.

Simmons, que llegaba procedente del Paok Salónica, luego ha demostrado tener una carrera bastante sólida en Europa. Al fin y al cabo, la de las Islas Canarias era su segunda experiencia en el continente, donde después ha cumplido, sobre todo en Israel, donde llegó a jugar en el Maccabi de Tel-Aviv incluso la Euroliga (también en el Hapoel de Jerusalem, el Hapoel Galil Elyon y el Holon). Últimamente ha estado más en la República Checa, en el ‘powerhouse’ Nymburg, y también en un sitio donde se maneja buen dinero, el Samara ruso.

Se trata de un escolta con fama de anotador, aunque de amarillo no pudiese demostrarlo demasiado. Pero su ratio punto/minuto no fue malo (8 en 19) y su porcentaje de triples se acercó mucho al 40%. Resulta irónico que su último partido, ante Bilbao, fuese el mejor en minutos (22), puntos (12) y porcentaje (5/6 en tiros de campo).

Pese a lo breve de su experiencia, la recuerda con agrado, un nexo común de muchos jugadores que, pese a que no están mucho tiempo entre nosotros, sí aprecian las comodidades de nuestra competición y de nuestro estilo de vida. “La isla de Gran Canaria es un sitio hermoso”, apunta.

“La ACB es una de las mejores ligas de Europa. Cada partido es duro y todos los equipos son buenos. Hay muchas estrellas allí”, añade, reconociendo claramente que no le importaría volver. No sé si será posible a sus 32 años, pero… “En todo caso, la experiencia fue buena: el juego en sí, la vida, el clima… Si llegase una nueva oportunidad , creo la aprovecharía. Por aquel entonces era joven y ahora tengo más experiencia, estoy más centrado, y ¡soy un ganador!”, exclama.

Su historial le da motivos para pensar en que efectivamente es un ganador. En sus dos etapas en el Nymburg ha ganado la liga doméstica, la última temporada promediando 13,3 puntos con un tremendo 49,9% en los triples; también logró la heroicidad de llevarse la competición israelí con el Hapoel Holon en el 2008 (acto seguido le fichó el Maccabi, claro); con el Samara se anotó la Euro Challenge del 2013…