Adam Harrington: Instructor de Nowitzki y Durant

Adam Harrington: Instructor de Nowitzki y Durant
En el Gran Canaria.

Javier Ortiz Pérez

El nombre de Adam Harrington estaba sumergido plácidamente en la historia del basket ACB sin que nadie lo reclamase hasta hace unos meses, cuando surgió en la NBA como nexo entre dos súper estrellas, nada menos que Dirk Nowizki y Kevin Durant. Como diría José María García, casi nada al aparato.

Harrington jugó en el Gran Canaria 2005-06 y lamentablemente no triunfó, siendo cortado después de ocho encuentros, en los que había promediado 9,8 puntos en 17 minutos. No está aparentemente mal ese ‘ratio’ de un jugador conceptuado como ofensivo, pero, viendo su sustituto, Kennedy Winston, lo que parece que necesitaban en Las Palmas de Gran Canaria era a alguien más físico. Estaba claro que lo suyo era el tiro: lanzó justo el doble de tres (36) que de dos (18) y lo hizo además con un excelente 51%.

Con el club canario, en el que Salva Maldonado era el entrenador, firmó un contrato temporal que no fue renovado. Era la primera vez que jugaba fuera de su país y a lo mejor eso fue lo que terminó frustrando su aventura en las islas.

Nuestro hombre, un escolta rubio de 1,96 formado entre las universidades de North Carolina State y Auburn, jugó 19 partidos entre Dallas y Denver en la campaña 2002-03. Fue precisamente en los Mavericks donde conoció brevemente a Dirk Nowitzki, con el que se reencontraría años más tarde convirtiéndose en su entrenador personal.

En ese lapso, además de en el Gran Canaria, también anduvo en la NBDL, Israel, Alemania, Croacia, China, Francia y Polonia, donde se retiraría en el 2010. No hay que olvidar tampoco sus tres partidos en LEB Oro con el Cantabria Lobos en la recta final de la 2005-06 (anotación casi idéntica que en el ‘Granca’, 9,7).

A su regreso defintivo a Estados Unidos centró sus fuerzas en dos iniciativas. Por un lado, una organización benéfica llamada Jill E. Harrington Hanzalik Fund, dedicada a trabajar con jóvenes en dificultades, que intenta honrar el recuerdo de una hermana suya que, con 33 años, falleció dando a luz a su bebé (que también murió). Por otro, montó una empresa especializada en mejorar el rendimiento de jugadores en puestos específicos, With Purpose Basketball Training. Ahí es donde Nowitzki encajó. Aunque el alemán ya era por entonces un gran tirador, siempre ha apreciado mucho el trabajo específico que con él realizó Harrington.

Siempre ansioso por mejorar, hace unos meses se conoció que Kevin Durant había recurrido hace unos meses a sus servicios. Según declaró a la ESPN, “estoy intentando ‘robarle’ a Nowitzki alguno de sus movimientos. Es algo más que intentar copiar su tiro a una pierna”. Como Harrington trabajó mano a mano con el alemán y también con su mentor, Holger Geschwinder, la historia huele un poco a compartir pequeños ‘secretos’. El MVP de la temporada ha llegado a decir que Nowitzki es su jugador favorito.