Tony Dawson: Ganándole a un atropello

Tony Dawson: Ganándole a un atropello
Machacando con el Tenerife 89-90 (Foto: Gigantes).

Javier Ortiz Pérez

Muy chula la historia de Tony Dawson por lo que supone de lucha contra la adversidad. Por España estuvo en dos etapas: en la 89-90 con el Tenerife Número 1 y en la 93-94 con el Joventut. No trascendió apenas entonces lo que le sucedió en la infancia, algo contra lo que supo luchar y vencer.

En su North Carolina natal, Dawson fue atropellado brutalmente por un coche cuando solo tenía siete años. Se rompió el fémur y su pierna quedó muy dañada, llegando a considerar los médicos que era mejor amputarla. Eso se evitó finalmente, pero el pequeño Tony tuvo que pasar varias veces por el quirófano.

De forma increíble, y pese a los dolores que aparecían irremediablemente, el chico empezó a jugar (y muy bien) al baloncesto en ‘high school’. Consiguió un puesto en un ‘junior college’ y sus 30 puntos y 12 rebotes de promedio le abrieron las puertas de la universidad de Florida State.

Era un alero rápido y con buena mano. Pero nada iba a ser fácil, pese a sus 19,2 puntos de promedio en sus dos años allí. Los equipos tenían dudas porque técnicamente tenía una pierna más larga que otra y no entró en el ‘draft’ que le correspondía, el de 1989. Acabó en la CBA, desde donde le reclamaron desde Tenerife para intentar evitar el descenso. Aquí se salió a nivel anotador (25,8), pero el equipo bajó, derrotado en el ‘playoff’ de descenso por el TDK Manresa del legendario George Gervin.

En 1991 cumplió finalmente el sueño de la NBA con un contrato de diez días con Sacramento Kings. Fueron cuatro partidos, pero aquello debió saberle a gloria. Cuatro años después repitió algo similar en los Boston Celtics (dos encuentros).

Entre medias, fue el tercer extranjero del Joventut en la temporada en la que se proclamó campeón de Europa. En la competición continental no tenía ficha, mientras que en ACB se limitaba a un papel bastante complementario. Aún así, alcanzó los 11,4 puntos por choque. Su carrera se prolongó hasta el 2003 con estancias en Italia, Francia, Alemania, Grecia, Líbano y Venezuela.

Otra curiosidad muy buena sobre él es que es hermano mayor de Jerry Stackhouse, que ha sido estrella de la NBA hasta hace poco. ‘Stack’ solía lucir el ‘42’ en homenaje a Dawson, que lucía el ‘24’ habitualmente.

Nuestro hombre vive actualmente en Atlanta, donde es entrenador asistente del equipo que dirige su hermano pequeño y que se llama Stackhouse Elite AAU Squad. El objetivo de la inicativa es trabajar con chicos jóvenes e inculcarles valores positivos al tiempo que mejoran su baloncesto. Seguro que Dawson tiene mucho que contar.