Javier Izquierdo: Tirador en todas las categorías

Javier Izquierdo: Tirador en todas las categorías
Con Fernando Martín. Al año siguiente jugaron juntos.

Javier Ortiz Pérez

Javier Izquierdo comenzó jugando en el colegio San Viator de Madrid. Pasó por todas las categorías del baloncesto español, logrando ascensos desde Tercera División a Segunda siendo aún junior y de ésta a Primera B ya como senior de primer año en el Canoe.

Al año siguiente fichó por el Estudiantes (en su primera temporada se logró el mítico subcampeonato de 1980 con los Fernando Martín, Del Corral, Vicente Gil, Slab Jones…). “Al año siguiente estuve a punto de ir a Granollers ante la propuesta de Jesús Codina solo por jugar junto a Essie Hollis, pero decidí acabar la carrera en Madrid y continué en Estudiantes”, comenta. Con 17 años fue nombrado mejor jugador de la primera ‘operación altura’ que se hizo en España, siendo convocado en categorías nacionales hasta sub-23.

Profesionalmente desarrolló su carrera entre la Primera Nacional y ACB de finales de los 70 y los 80, logrando tres ascensos a la máxima categoría. Era considerado un anotador y tirador. “La línea de 6,25 me benefició. Creo que en un partido llegué a meter once triples”, indica. Jugó en equipos como Canoe, Estudiantes, Cajamadrid, Atlético de Madrid, Villalba, Tenerife, Pamesa Valencia, Juver Murcia, Dribling y Ávila.

Es entrenador superior. Ha realizado cursos de formación de entrenadores. Licenciado en Educación Física, fue preparador físico en equipos ACB y director de Campus AEBI. Dirigió durante dos años las escuelas de baloncesto en Fuenlabrada. Trabajó con categorías inferiores en Tenerife y Valencia.

Durante 18 años ejerció como catedrático de Educación Física del MEC. Tras dejar de jugar estuvo tres años en una agencia de representación de jugadores. Actualmente ejerce como gestor de patrimonios inmobiliarios. Asiduo a partidos de categorías inferiores, ocasionalmente trabaja con jóvenes su mejora técnica. Vive entre Madrid y Cádiz. Tiene una hija, Laura Izquierdo, que actualmente juega en LF2 con el Universidad de Valladolid y la temporada anterior en el Conquero Huelva de Liga Femenina. “Los mejores jugadores a los que me enfrenté fueron Essie Hollis, Mirza Delibasic y Drazen Petrovic, cuyo talento les hacia inalcanzables a sus rivales”, comenta.