Joan Estany: Pívot, asesor fiscal y maratoniano

Joan Estany: Pívot, asesor fiscal y maratoniano
Tras terminar la maratón de Barcelona en el 2010.

Javier Ortiz Pérez

Joan Estany solamente jugó una temporada en ACB. Era un ala-pívot catalán de 2,02 bastante fijo en la Primera División que probó fortuna en el Gran Canaria de la máxima categoría en la 89-90. Su papel como sustituto de Tom Scheffler y Greg Stewart no llamó demasiado la atención (aunque sus ratios en 12 minutos son bastante buenos, 5,5 puntos y 1,9 rebotes) y decidió volver a un escalón más abajo.

Donde más tiempo permaneció fue en el Prohaci de Mallorca. Su experiencia de entonces nos hace recordar que siempre ha habido épocas de desapariciones de clubs, como fue el caso y como ocurre ahora. En 1993 el equipo se disolvió y jugadores como Estany tuvieron que buscarse la vida en otros lados en plena campaña. Él fue al Askatuak, que sería su último equipo, pese a que solamente tenía 28 años. Decidió operarse de unas rodillas que le estaban dando muchos problemas y replantearse la vida. Dura decisión.

"Tuve suerte. Ahora soy asesor fiscal en Calella (Barcelona), el retirarme con 28 años me permitió formarme en este sector. A veces pienso que si me hubiera retirado con 35 qué hubiera pasado, el acceder a la formación o al mercado laboral es muchísimo más complicado", reflexiona, mirando atrás.

Según cuenta, su vinculación al baloncesto continúa gracias a sus hijos "y solamente juego algún partidillo muy esporádicamente". Sin embargo, afirma, le sigue gustando el deporte en general y "sobre todo el de larga distancia, por lo que he hecho alguna maratón y algún triatlón de larga distancia que los “pijos” llaman Ironman", bromea.

"Lo más que me ha aportado los años pasados como jugador de baloncesto, a parte de algunos recuerdos imborrables, son la gente con la que van coincidiendo y los amigos que vas dejando y que en la actualidad están repartidos por todo el país", destaca.