Tanoka Beard: El 'pirata' se pasa al hip hop

Tanoka Beard: El 'pirata' se pasa al hip hop
Con Turner, con la Copa del 97, portada de Gigantes del Basket.

Javier Ortiz Pérez

No soy muy de poner vídeos aquí. En realidad, tampoco hay muchos vídeos en Youtube del tipo de jugadores de los que suelo hablar. Y, bueno, el que quiera indagar más, que lo haga, hay páginas buenas donde descargar partidos. Solamente doy cuatro pinceladas sobre el personaje de turno. Pero tenéis que ver esto. Dadle al play. Es un 'must'.

http://www.youtube.com/watch?v=TYYG19SQ7o8

Sí, es él. Tanoka Beard en una televisión (creo que de Estonia, o quizás Finlandia), rodeado de pavas, marcándose un hip hop. O un rap. No sé. Por lo visto hay diferencia entre ambas cosas, pero no acabo de detectarla. Disculpad mi ignorancia. Es el nuevo destino profesional de un hombre que fue una grandísima estrella de la ACB durante la segunda mitad de los 90, unos años que en los que, aparte de su poderoso juego, se hizo famoso también por jugar con un pañuelo en la cabeza, a lo 'pirata'.

Beard, aparte de cuidar de la carrera de su hijo Will, ha optado por este camino, el de la música. De momento, no encuentro muchas referencias suyas en el mundillo. No sé si es un capricho o va en serio. Su último equipo conocido fue el Tartu Rock de Estonia, en la 2008-09, ya acercándose a los 40.

Su historia es poco tradicional. Para empezar, nació en 1971 en un estado muy poco 'negro', el de Utah, y se hartó de batir récords en la Boise University, en Idaho. Pero nunca llegaría a jugar un solo minuto en la NBA. Todo un sacrilegio, ¿verdad?

Eso sí, en Europa le fue bastante bien. Y eso que tuvo un florecer bastante tardío entre nosotros. Tras un año en Roma (14,6 puntos y 9,1 rebotes), jugó un puñado de partidos (8) en el Breogán de Lugo en 1994, pero no llamó especialmente la atención (todavía no usaba el pañuelo, aclaro). Sus 14,3 puntos y 11,1 rebotes no le sirvieron para seguir en la ACB, donde sí regresó con fuerza tras pasar por Turquía (Ulker) y Francia (Besançon).

Tanoka --que por lo visto significa algo así como 'guerrero valiente' en un dialecto indio-- fue un gran hallazgo de Alfred Julbe para su Joventut en 1996. Estrenó un llamativo pañuelo verdinegro y fue el bastión interior para que el histórico club saliese de unos años de atonía llevándose la Copa del Rey del 97 en León. Andre Turner y Andy Toolson fueron sus principales socios.

Su tremenda aportación estadística (18,9 puntos y 10,2 rebotes en 72 partidos en la Penya en dos años) le permitieron subir un ansiado escalón: el Real Madrid. Pero aquella en temporada 98-99 los blancos seguían con sus problemas de identidad y fueron eliminados en semifinales por el Caja San Fernando con aquel triple en la Ciudad Deportiva de Nacho Romero. Tampoco llegaron lejos ni en Euroliga ni en Copa del Rey.

Beard no renovó, pese a firmar números casi calcados a los del Joventut (17,9 y 9,6) y hasta ser nombrado el MVP de la temporada gracias a ellos (entonces se escogía al que mejor valoración tenía). Se le empezó a acusar de ser un jugador demasiado individualista y que precisamente cuidaba más de estar contento con su línea en la planilla del final que del resultado del equipo. También empezó a ser señalado como mal defensor. Ese estigma le persiguió la siguiente campaña en el Pamesa Valencia, donde le ocurrió prácticamente lo mismo (16,1 y 10,4 y una decepcionante sexta posición). Como un reloj.

Un par de años después, en la 2001-02, regresó al Joventut, ya en otras condiciones económicas, y repitió MVP mejor que nunca en sus dígitos (19,2 y 11,0). Pero pese a ello, el equipo no hizo el 'playoff', terminando noveno. La leyenda negativa crecía y él no volvería a pisar ningún equipo español.

Parece que las lesiones le respetaron y pudo alargar bastante su carrera incluso a un nivel Euroliga. Fue muy apreciado en el Zalguiris (2003-07). A esas alturas volvía a no llevar pañuelo. Y al final se dejó ver por ese tipo de ligas, como la puertorriqueña, que huelen a dinero fácil y algo desesperado.

En Lituania tiene pinta de que dejó buenos amigos. Lo digo porque me despido con otro vídeo musical junto con unos raperos locales, Linas Adomaitis y Simona, en el que ejerce de estrella invitada. ¿Os atrevéis, o fue bastante con el primero?

http://www.youtube.com/watch?v=C79u-7dSDuw