Javi Pérez: Triples hasta casi los 40

Javi Pérez: Triples hasta casi los 40
Colección Baloncesto 96-97. MC.

Javier Ortiz Pérez

Me estoy encontrando con muchos casos de jugadores que están en pista hasta edades muy altas. Lógico. Jugar (profesionalmente o no) al baloncesto es algo maravilloso. Así es que es normal que, mientras que puedan, los que saben hacerlo bien apuren su tiempo en pista. Por mucho que tengan otras ocupaciones profesionales. Es el caso de quien os traigo hoy: Javi Pérez. Debutó en la ACB con 18 años en el Real Madrid y hasta hace tres ha estado en activo, en la desaparecida LEB Bronce.

Sin ser un primer espada en el baloncesto nacional, Pérez puede mirar hacia atrás y sentirse orgulloso de su carrera, que totaliza nada más y nada menos que 389 partidos en la máxima categoría. En el Madrid, siendo junior, jugó con Fernando Martín y Drazen Petrovic. Cuando emigró, lo hizo convirtiéndose en un hombre muy importante en Ourense, donde permaneció nada menos que siete temporadas. Allí compartió equipo con gente como Andre Turner, Chandler Thompson o Darrell Armstrong, siempre aportando una dosis grande de profesionalidad.

Se trataba de uno de estos jugadores a los que puedes poner indistintamente de base o de escolta. Buen manejo de balón y, sobre todo, un tiro de tres puntos letal, que fue mejorando con los años muchísimo. Mientras físicamente perdía cualidades, técnicamente las sumaba. Su juego ofensivo se redujo a esperar la bola en una esquina y, si le llegaba, clavarla. Eso le valió, a raíz de su salida de Ourense en 1998, un par de contratos más en ACB (Cantabria y Gijón) y una carrera variada en LEB, que incluyó Rosalía, Complutense, Algeciras y Cáceres. Por cierto que este último sitio se dio la curiosa circunstancia de que coincidió con otro Javi Pérez, el pívot, y había que diferenciarlos por el segundo apellido (Iniesta y Gutiérrez).

En el 2004 regresó a Madrid mientras iba completando su formación profesional y tuvo tiempo de jugar en EBA, Primera y finalmente Bronce con el Navalcarnero. Cuando concluyó la temporada 2008-09 tenía 39 años.

Ahora es fisioterapeuta y tiene un estudio de Pilates (rehabilitación y fisioterapia) en Tres Cantos. No tiene mucha relación con el baloncesto "aparte de intentar que mis hijos tiren a canasta dignamente cuando jueguen al basket y no sean del consejo de administración de Geppeto brothers", bromea.