Gabriel Abrines: El papá de Alex también tenía puntería

Gabriel Abrines: El papá de Alex también tenía puntería
Abrines, con el Cáceres, presiona a Ray Smith (Andorra) en el 'playoff' de ascenso a la ACB en 1992. Foto: Enrique Ache.

Javier Ortiz Pérez

Me gustaría bajar a la arena hablando de un tipo al que le tengo mucho cariño y que está de actualidad indirectamente. Se trata de Gabriel Abrines, el padre de Alex Abrines, la gran sensación de la última temporada en la Liga Endesa.

Parece que Alex va a ser mejor que su padre, pero os advierto que Gaby fue un buen jugador que estuvo cinco temporadas entre los mejores.Aquí podéis consultar su ficha en esa fuente inagotable que es para los aficionados acb.com. Le distinguía sobre todo su gran mecánica de tiro. En cierto modo, a caballo entre los 80 y los 90, también fue un jugador bastante moderno: jugaba de '3' siendo más bien un escolta por conceptos y midiendo 2,02. Una rodilla le atormentaba bastante y era habitual verle con una tremenda protección para ella.

No pasó de ser un buen jugador complementario en las tres franquicias que pisó en la máxima categoría (Huesca --dos etapas--, Cáceres y Gran Canaria), pero en Primera --la actual LEB Oro-- sí fue muy importante, haciendo valer una buena capacidad anotadora. En Gijón pasó cinco temporadas.

Hace años regresó a su isla natal, Palma de Mallorca, donde compatibilizó negocios en el mundo de la informática con la instrucción del pequeño Alex. No le ha salido del todo mal, ¿verdad? Parecido físico existe, aunque Gaby carecía del atleticismo brutal del chico. Hace casi dos años me contó cómo le iba en mi otro blog, dedicado más a cosas del baloncesto de mi ciudad, Cáceres.

Mañana, más. Espero.