Tyrone Grant: ‘A tiros’ con Moncho López

Tyrone Grant: ‘A tiros’ con Moncho López
En acción.

Javier Ortiz Pérez

No acabó bien la breve etapa de Tyrone Grant en España. El Breogán 2005-06 fichó a un jugador de prestigio en el circuito europeo y lo que se encontró fue a alguien que no se adaptó y que tuvo problemas disciplinarios que provocaron su salida después de apenas tres meses en la plantilla.

Era un ‘4’ pequeño (2,01), pero bastante fuerte. Parecía haberse apostado sobre seguro, pero nada resultó bien en esa relación. Sus números no estaban siendo especialmente buenos (9,8 puntos y 4,8 rebotes), sobre todo teniendo en cuenta que venía de hacer 16,2 y 8,6 en el Larissa griego. Especialmente difícil fue su relación con Moncho López. Y el episodio definitivo llegó en un partido ante el Forum Valladolid se negó a saltar a la pista, aparentemente en señal de protesta por no haber sido titular. Su contrato fue rescindido poco después.

En su particular resumen de su tiempo en Lugo no se oculta su mala relación con López, aunque también saca algunos aspectos buenos de todo aquello. “Recuerdo que en España la competitividad era alta en todos los partidos. No me llevé bien con mi entrenador, pero disfruté mucho jugando al lado de Pete Mickeal. También los españoles eran buenos. Me gustaría haber permanecido allí durante más tiempo, pero no me gustaba ni el entrenador ni su filosofía. O quizás yo solamente era joven y loco”, cuenta.

En el 2011 se retiró después de una larga carrera en multitud de países, con especial mención a Italia, donde conoció a su actual mujer y donde conserva una casa. Tras dejar el baloncesto profesional, le dio un giro muy social a su vida posterior. Veamos: “Llevo una empresa de mucho éxito en Nueva York llamada Team First Inc. Ayudamos a chicos académicamente a través de los deportes. Creamos programas para chicos que salen del colegio, centros comunitarios y albergues juveniles para delincuentes. Hacemos campos de verano en Nueva York y Milán a los que acuden jugadores y entrenadores de la NBA. También esponsorizo a equipos jóvenes”.

Conviene hablar un poco de Team First para ‘limpiar’ la imagen que dejó aquí Grant, aunque poca gracia le debió a hacer aquello a Moncho y al propio ‘Breo’, que acabaría bajando a final de temporada para no volver, al menos por el momento. Parece que el hombre hace una labor muy positiva e incluso ha merecido la atención de un periódico de reigambre como el New York Post. Creció en las calles de la ‘capital del mundo’ y, según cuenta, hubo un momento en el que su rumbo pudo desviarse (“apenas fui a la escuela secundaria los dos primeros años, saliendo por ahí, haciendo cosas que no debería haber hecho”), pero supo enderezarlo. Muchos de sus amigos de la infancia están muertos o en la cárcel, y eso es precisamente lo que quiere evitar con los chicos.